LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿A qué se denomina vinos especiales?

El mundo del vino es complejo. Los avances tecnológicos junto con las peculiaridades de las regiones, necesidades de conservación y casualidades han dado lugar a rarezas y vinos que fueron considerados especiales.

Cultura del Vino | 2014-12-16 12:13:28


La mayoría de los vinos especiales se inventaron entre el siglo XVII y XIX. La razón detrás de estos inventos es compleja, pero la mayoría responden, precisamente, a que en esos siglos el conocimiento en materia de vinos creció mucho y las técnicas ganaron precisión.

Dentro de este tipo nos podemos encontrar con:

•Vinos nobles: son aquellos elaborados con uvas declaradas preferentes en la región y cuyo periodo de crianza es, al menos, de dos años.

• Vinos tardíos: Muy de moda entre las bodegas en los últimos años, se trata de vinos dulces elaborados con uvas sobremaduradas. El punto es que, al cosecharlas tardíamente, el equilibrio de sustancias es muy distinto que en destinadas a un vino estándar. Por ejemplo, tienen más azúcar –porque están deshidratadas- y al mismo tiempo ofrecen otro perfil aromático y con una acidez más marcada. Como en la elaboración las levaduras no pueden con todo el azúcar que tiene el mosto, la fermentación se paraliza por efecto del alcohol en torno al 16 o 17%, conservando una parte importante del azúcar sin fermentar. El resultado es un vino de un raro perfil aromático, que recuerda cítricos pasados y frutas secas, con un paladar dulce, carnoso y de alta acidez.

• Vinos enverados y chacolís: vinos producidos en las zonas cantábrica y gallega, en la zona nordeste de la provincia de León y en las zonas del Alto Penedés y la Conca de Barbera. En estos casos se autoriza una graduación mínima deT.

•Vinos amistelados, mistelas: se trata de evitar que el jugo de la uva fermente, agregándole alcohol hasta un promedio de 16 a 20%. Así, conservan el perfume de las variedades aromáticas como Torrontés o Moscatel, con un pronunciado dulzor que los hace apetecibles para todos los amantes de los postres. Su contenido en azúcares es superior a los 100g/l.

• Vinos aromatizados, aperitivos vínicos y vermús: se obtienen de un vino base al que se le añaden sustancias vegetales inocuas o estimulantes. Su graduación no puede ser inferior a los 14°.

• Vinos espumosos naturales: proceden de uva de variedades adecuadas. Contienen, como consecuencia de su elaboración, dióxido de carbono producido por su fermentación, de forma que al ser descorchada la botella y servido el vino se forma una espuma persistente seguida de un continuo desprendimiento de burbujas. Estos vinos se subdividen en:

• Vinos de aguja: los que conservan al ser embotellados una parte del CO¡(procedente de azúcares propios o añadidos). Al abrir la botella forma burbujas pero no espuma. La presión del producto no puede ser superior a las tres atmósferas.

• Vino gasificado o gaseado: es aquél al cual se le ha añadido artificialmente la totalidad o parte del gas carbónico.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...