LLAMANOS 34 91 535 89 90

Aconcagua, destino de vino y naturaleza en Chile.

El río Aconcagua nace en la montaña del mismo nombre, la que con casi 7.000 metros de altura es la cima más alta de Los Andes, para luego desembocar en Valparaíso, en el Océano Pacífico. En un gran valle vitivinícola donde disfrutar.

Cultura del Vino | 2016-12-19 12:10:19


El Valle de Aconcagua ofrece condiciones climáticas ideales para el cultivo de cepas, con días calurosos y noches frescas-húmedas. Los suelos son arenosos y pedregosos, con sedimentos fluviales ricos en minerales y material orgánico. Con respecto a la producción de vino, ésta comenzó en el año 1870, y si bien es cierto que se cultivan diversas cepas como cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc, es el syrah de Viña Errázuriz el que alcanzó fama. A pesar de que la superficie cultivada apenas sobrepasa el 10%, el syrah es considerado el vino emblemático del Valle de Aconcagua.

A esta zona es posible dirigirse directamente por la Carretera 57, que une el norte de Santiago con el lado sur del valle, conectando con San Felipe y Los Andes. Otra alternativa es llegar a San Felipe por la Ruta 60, donde aparecen las plantaciones y bodegas de la Ruta del Vino del Valle de Aconcagua.

La Ruta del vino que recorre el Valle de Aconcagua se abre al visitante, presentando una gran variedad de planes vinculados al vino, al paisaje y a los valores patrimoniales. Y es que el Valle ofrece al visitante una experiencia enoturística de la más alta calidad cuya atracción principal radica, además de conocer y degustar diferentes vinos, en proporcionar una mirada integral donde se fusiona la historia, la cultura y la economía.

La ruta se inicia en Panquehue, con la visita a la Viña Errázuriz, donde es posible apreciar los procesos para la elaboración artesanal, de un brebaje destinado a la exportación, mientras se recorren las instalaciones, los visitantes podrán disfrutar de una degustación, acompañada de quesos, donde el turista aprenderá a reconocer distintos tipos de vino y los atributos de una buena cepa.

El recorrido continúa con la visita a la Viña Sánchez de Loria, ubicada también en Panquehue. Es la más antigua de este circuito y es una pequeña viña familiar, que abre las puertas de sus bodegones de grandes toneles de robles, alumbrados tímidamente para que el turista, después de recorrer las instalaciones, pueda conocer cada uno de los detalles del trabajo artesanal, tal como el etiquetado, donde no puede faltar la degustación de finos vinos.

Se debe continuar con dirección a San Felipe hacia el Sector del Almendral, donde se encuentra la Viña Mendoza. En este lugar es posible recorrer las extensiones de terreno en que crecen las parras y familiarizarse con las etapas vinculadas a la preparación, especialmente en lo que se refiere a la etapa de cultivo y cosecha, a lo que se incluye un paseo para conocer la elaboración, almacenamiento en barriles de madera, embotellado y etiquetado, además de la infaltable cata.

La Viña El Almendral se caracteriza por su chicha, vino añejo y licor de uva, elaborados artesanalmente. En la viña aún persiste la antigua técnica de la vendimia.

La ruta culmina en la Viña San Esteban (localizada en la comuna de San Esteban) caracterizada por sus viñedos, que trepan reverdeciendo los cerros que la rodean.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...