LLAMANOS 34 91 535 89 90

Alsacia, reino de vinos blancos.

Alsacia se distingue por ofrecer una amplia gama de variedades blancas de vinos. De las siete cepas tradicionales, tan solo la Pinot Noir es utilizada para producir tintos.

Rutas del Vino | 2014-12-17 13:45:23


La gama de los blancos alsacianos, siempre monovarietales, alcanza una paleta extensa de aromas, desde los vinos más secos y ligeros hasta las “vendimias tardías” o las “selecciones de granos nobles” procedentes de uvas sobremaduradas que dan vida a vinos licorosos, de gran persistencia y complejidad.

De las cepas tradicionales, el Sylvaner produce caldos frescos y ligeros; los pinot blanc son vinos suaves y delicados; los muscat se presentan al paladar como vinos secos, muy alejados de los tradicionales moscateles. El Tokay alsaciano —nada que ver con el húngaro— da lugar a vinos vigorosos, con aromas de sotobosque y notas de humo que lo hacen buen compañero de asados y caza.

Los grandes vinos alsacianos resultan ser el Gewurztraminer y especialmente el Riesling. El “gewurz” (Cuando uno ha bebido más de 10 botellas de este caldo, se le permite el diminutivo) resultan vinos aromáticos, florales, con notas especiadas. Pruébelo acompañando platos de la cocina oriental, quesos fuertes o como aperitivo. Los Riesling alsacianos son vinos frescos, repletos de aromas florales y que saben enriquecerse con las notas minerales del suelo del que proceden, por lo que el “terroir” siempre está muy presente en estos caldos, dotándolos de gran personalidad.

¿Nombres míticos del vino alsaciano? Trimbach, Breuer, Huguel, Weinbach, Marcel Deiss, Ostertag...

En Alsacia el visitante y enoturista, descubrirá sus paisajes, sus gentes, su gastronomía y sobre todo, sus caldos y después amará el vino blanco.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...