LLAMANOS 34 91 535 89 90

Apuntes sobre varietales: La tempranillo blanca.

Una mutación natural de una cepa de tempranillo tinto, debida a diversos factores medioambientales dio lugar a esta curiosa varietal.

Producción de Vino | 2016-07-28 16:26:27


La variedad Tempranillo blanco surgió por mutación natural de una cepa de Tempranillo  tinto en 1988 en la localidad de Murillo de Rio Leza (La Rioja).

 A partir de ese momento los  trabajos desarrollados en el CIDA de La Rioja se centraron en la multiplicación del material  vegetal y en la observación de la estabilidad de los caracteres de la nueva variedad. En 1.995 se  inició el estudio de su comportamiento vitícola y enológico (Martínez et al., 2007 y 2006; Vicente  et al., 2001). La variedad Tempranillo blanco presenta hojas y racimos similares a Tempranillo  tinto pero de menor tamaño, sus bayas tienen forma aplastada y el número de pepitas es menor  en la variedad blanca. La principal diferencia entre ambas variedades es el color de la epidermis  de la baya.

Sus vinos presentan contenidos elevados de grado alcohólico, acidez total, ácido málico,  polifenoles   totales   y   compuestos   con   aromas   afrutados;   y   características   organolépticas  consideradas  de  calidad.

Teniendo  en  cuenta  los  favorables  resultados  obtenidos  durante  los  primeros  años,  y  ante  las  expectativas  en  cuanto  a  calidad  y  personalidad  que  esta  variedad  puede aportar a los vinos blancos de Rioja, en el año 1999 se iniciaron los trámites legales para  su  inscripción  en  el  Registro  de  Variedades  Comerciales  de  España,  quedando  finalmente  registrada en 2005 (Orden APA/4401/2004 publicada en el BOE nº6 de 7 de enero del 2005).

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...