LLAMANOS 34 91 535 89 90

Arlanza, Los vinos tempranillo de Castilla y León.

La tradición vitivinícola en la comarca del Arlanza se remonta al siglo X, del que se conservan reseñas históricas de la existencia de viñedos en manos de los monasterios.

Cultura del Vino | 2015-09-15 13:55:47


Arlanza obtuvo el marchamo de Denominación de Origen en 2007. En algo más de dos años esta zona, ubicada en el centro de la provincia de Burgos y en la parte sur oriental de Palencia, en Castilla y León, ha conseguido que sus vinos vayan siendo conocidos y distinguidos por los críticos y el consumidor, tanto nacional como extranjero. De hecho, consiguieron que sus exportaciones aumentaran un 106% frente a los datos de 2008, hasta los casi 19.000 litros de vino. Su mejor arma: una Tempranillo de calidad que representa el 95% del total plantado.

La tradición vitícola en la comarca de la Ribera del Arlanza se remonta al siglo VII, época de la que se conservan reseñas históricas. No obstante, se trata de una zona afectada durante el siglo XX por la filoxera, que obligó al arranque de la totalidad del viñedo existente y a su replantación, completándose la reestructuración en el año 1920. Hasta la mitad del siglo pasado el viñedo fue parte importante de todas las explotaciones existentes en la comarca. Aunque desde entonces tuvo un gran enemigo: el éxodo rural.

Esta falta de mano de obra, unida a la estructura de los viñedos que en su mayoría estaba formada por parcelas muy pequeñas, que imposibilitaban la utilización de maquinaria, y el cultivo de variedades dispares y poco adaptadas, etc. obligó al abandono paulatino de los mismos. El renacimiento de la zona tendría lugar en la década de los 90.

En 1995 un grupo de entusiastas del vino deciden realizar las acciones necesarias para recuperar la tradición vitiviní­cola del Arlanza. Sus esfuerzos se ven recompensados con el reconocimiento por parte de la Junta de Castilla y León de la mención "Vino de la Tierra Ribera del Arlanza" A partir de ese momento se comienza a trabajar para recuperar el esplendor del sector vitivinícola de la zona. Para ello se controlan las producciones y elaboraciones a la vez que se dan a conocer los productos elaborados bajo el sello de protección. Fruto del trabajo bien hecho y de un reconocimiento creciente por parte del consumidor en 2.007 se obtiene el reconocimiento de la Denominación de Origen ARLANZA.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...