LLAMANOS 34 91 535 89 90

Así celebró la Ruta Ribera del Duero el Día Europeo del Enoturismo.

Más de una veintena de actividades, de pago y gratuitas, para toda la familia con el fin de descubrir la riqueza e historia de la cultura vitivinícola de Ribera del Duero.

Cultura del Vino | 2016-11-14 11:02:29


La Ruta del Vino de Ribera del Duero se une al resto de países europeos con el claro objetivo de posicionar el enoturismo en la zona y favorecer el consumo de los productos de la tierra.

A partir del sábado día 12 de noviembre, la Ruta del Vino Ribera del Duero se convirtió en una gran fiesta. Más de una veintena de actividades y la apertura de distintas bodegas al público permitieron no sólo conocer la riqueza e historia de la cultura vitivinícola de Ribera del Duero, sino disfrutar de productos tradicionales de temporada, así como descubrir la maravilla natural y paisajística del territorio y las características esenciales de cada una de las bodegas participantes.

La Ruta del Vino Ribera del Duero se une un año más al Día Europeo del Enoturismo, el domingo 13 de noviembre, en una cita señalada para los amantes del vino y la cultura, y en la que se dió a conocer puntos enoturísticos de máximo interés de las cuatro provincias que conforman la ruta: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. 

Experiencias gastronómicas, viajes en el tiempo, teatro, catas o talleres para toda la familia en los que el niño será el principal protagonista son algunas de las actividades que tuvieron lugar durante dos jornadas, y que arrancaron el sábado día 12 en Viña Mayor con una cata directa de barrica, taller de matices y degustación de embutidos.

A este evento, le siguen otras actividades concebidas exclusivamente para la ocasión en bodegas como Finca Villacreces, Pradorey o Arzuaga, entre otras. Dirigidas a todos los amantes del vino y la naturaleza que buscan vivir experiencias sensoriales relacionadas con el mundo de la gastronomía, Bodegas Ascensión Repiso y Bodega Histórica Don Carlos puso a disposición del enoturista propuestas de maridaje únicas como, por ejemplo, un tour y una cata de vinos con chocolate en una las bodegas emblema de Pesquera del Duero, de manos de la familia Repiso. Por su parte, Don Carlos, en pleno casco histórico de Aranda, cuyo origen se remonta a finales del siglo XIV principios del S.XV, presentó un menú especial con cordero lechal asado en horno de leña tras una visita teatralizada en dos bodegas medievales.  

En la Ruta del Vino Ribera del Duero, la cultura y la tradición del territorio están íntimamente vinculadas a la identidad del vino, y a una gran variedad de productos típicos, como son el vino, el cordero lechal y los dulces artesanales, entre otros. Una variedad de materias primas que se convierten en los máximos exponentes y los embajadores del territorio a nivel internacional.  

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...