LLAMANOS 34 91 535 89 90

Aspectos a tener en cuenta en el almacenaje y distribución de las botellas de vino.

Una vez concluido el proceso de elaboración, los productos pasan al almacén de producto terminado. Durante el transporte hacia los centros de distribución, se debe tener un especial cuidado con las temperaturas elevadas.

Cultura del Vino | 2014-07-16 09:51:00


El almacén es un local específicamente diseñado para este uso, y está climatizado por un sistema de climatización, que garantiza que el almacén permanezca siempre a una temperatura comprendida entre los 12 –14 ºC, ya que temperaturas inferiores, próximas a los 5 ºC, provocan la precipitación de tartratos y materia colorante. Por el contrario temperaturas superiores pueden ocasionar dilataciones del vino en el interior de la botella originando el vertido del producto al exterior.

Durante todo el almacenamiento el producto deberá permanecer paletizado para mantenerlo aislado del suelo.
Antes de dirigir el producto al mercado, éste se debe preparar para el transporte mediante la colocación de un film extensible de PVC transparente que se coloca de forma manual.

Durante el transporte hacia los centros de distribución, se debe tener un especial cuidado con las temperaturas elevadas, de forma que en épocas cálidas se procurará viajar por la noche o incluso en vehículos isotermos.

Algunos de los factores que tienen en cuenta a la hora de evaluar la conservación del producto son la posición de la botella (debe estar horizontalmente para favorecer el contacto con el corcho), su cercanía a los focos expositores, lo que supondría un incremento considerable de la temperatura y las consecuencias nada benéficas que de ello derivaría.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...