LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Dehesa de los Canónigos

BODEGA DEHESA DE LOS CANONIGOS. Una gran bodega familiar donde su lema "Antes uvas que cubas" lo lleva a la calidad de sus vinos.

De bodegas con la bruja Viri | 2016-10-15 09:41:03




DEHESA DE LOS CANÓNIGOS

PESQUERA DE DUERO (VALLADOLID)

 

La Bodega Dehesa de los Canónigos es una de las grandes fincas históricas de la zona Ribera del Duero y se encuentra en el pueblo Pesquera de Duero.

Su nombre se debe a los primeros propietarios de la finca: 22 monjes canónigos.

Según entro en la finca, observo los magníficos viñedos dispuestos a ámbos lados del camino hasta llegar a la bodega. Una finca de 500 hectáreas de las cuales 60 de ellas són viñedos.

 

 Esta bodega tiene el orgullo de ser el primer viñedo trasplantado en España tras la enfermedad de la filoxera, con patrones de vid traídos de California.

En los años 60 la familia Sanz compró la finca. Comenzó vendiendo la uva a la vecina bodega Vega Sicilia por su excelente calidad. A lo largo de los años fué plantando más viñedo hasta que en 1989 decidió sacar al mercado su primer vino como Dehesa de los Canónigos. Actualmente son los hijos Belén e Ivan Sanz los que llevan la marcha de la bodega, Belén como enóloga e Ivan con temas administrativos y de gestión.

Con Javier Ayala director comercial y Cristina responsable de marketing y mujer de Ivan, empiezo a recorrer los viñedos y todos los rincones de la magnífica bodega.

Todos los viñedos están alrededor de la finca, esto hace que la vendimia siempre hecha a mano sea muy rápida y la uva llegue en perfectas condiciones en las cajas de no más de 12 kilos.

El viñedo, con practicamente todas cepas centenarias, se encuentra en terreno muy calizo. Este tipo de terreno consigue realzar a sus vinos en finura, elegancia y aptitudes para la crianza.

Hay viñedos de tempranillo, uva rey de la zona, pero también se encuentran cepas de Merlot, Cabernet Sauvignon y la blanca Albillo, utilizada para dar un toque peculiar a su vino Solideo.

La bodega es una increible casona de estilo vasco donde reside también la familia. Me sorprende gratamente porque, siendo una gran bodega, en toda la finca se percibe un ambiente muy entrañable, donde la historia de la familia es uno de sus principales pilares. Pude observar a varios de sus miembros colaborando en las distintas labores de mantenimiento de la finca. 

Tanto la disposición de las vigas como los muros de adobe de casi ochenta centímetros de grosor, son los originales del caserón donde habitaron los monjes canónigos hace casi 200 años. Es el mejor aislante para mantener la temperatura adecuada a la elaboración y crianza de los vinos.

Javier me comenta que la vendimia es manual y vinifican por separado cada parcela de la finca. Con esto consiguen sacar toda la singularidad y personalidad de cada una de ellas. Utilizan en la fermentación levaduras naturales del propio viñedo.

Con su lema "Antes uvas que cubas", pretenden que en sus vinos la madera de la barrica sea muy sutíl, siendo primordial los aromas y sabores naturales de la uva.

En la impresionante sala de barricas, también observo el carácter familiar de la bodega. Las diferentes fotos que cuelgan de los miembros de la familia dan un aspecto muy entrañable a la sala huyendo de cualquier carácter industrial.

Cristina me muestra las barricas personalizadas que se encuentran en la entrada de la sala. Cada año hacen padrino de la vendimia a un personaje célebre del mundo de la cultura, política o deportes. Posteriormente le obsequian con el vino de una barrica del mejor vino de esa cosecha y queda allí firmada como recuerdo.

Allí también se encuentran otras barricas con firmas de visitantes, y tuve la suerte de dejar allí mi firma como recuerdo. Un bonito detalle que tuvieron conmigo y que agradezco enormemente.

Otro detalle que me encantó y recomiendo a todos los que visiten Dehesa de los Canónigos, es ver el video de su 25 aniversario.

Todo realizado con arena en tiempo real, el artista va creando imágenes increibles de la evolución e historia de la bodega solo con su mano y un puñado de arena.

Un grán artista el creador de esta obra de arte. Increible!!!!

En sus vinos se aprecia el lema de la bodega, son vinos donde los aromas y sabores naturales de la uva están muy presentes, teniendo los matices de la madera suavemente integrados que hace que tengan un gran potencial de envejecimiento.

D. C. Solideo. Aromas de especias dulces y en cambio mucho sabor a fruta bien madura al catarlo.

D. C. Crianza. Muy aromático, mucha fruta con matices tostados.

D. C. Quinta Generación. Este vino nace en homenaje a la quinta generación de la familia Sanz. Es un vino joven que representa la frescura. Muy frutal y muy fresco.

D. C. Grán Reserva. Solo lo elaboran en añadas en las que la calidad es excelente. La botella en forma de ánfora le da el matiz de distinción.

También destaca el vino D. C. Selección Especial que solo se elabora en Magnum de 1,5 para potenciar más los aromas y sabores.

En la bodega, dentro del entorno único en el que nos encontramos, se realizan eventos. 

Tiene que ser un lujo disfrutar de cualquier acontecimiento en esta magnífica casona rodeada de viñedos y cuidados jardines.

Solo me queda agradecer a Javier Ayala y Cristina el cariño con el que me han recibido y la gran profesionalidad que han demostrado en sus explicaciones. Me han hecho sentirme como en casa, en un ambiente familiar y muy agradable.

Os invito a que vengais a visitarla, os va a sorprender el paraje en el que se encuentra, el ambiente tan entrañable y familiar de esta gran bodega y la cuidada elaboración de sus grandes vinos.

   

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...