LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Dehesa del Carrizal

Bodega Dehesa del Carrizal. Una de las pocas bodegas en España que cuentan con su propia Denominación de Origen Protegida por ser un vino de Pago, la más alta calificación que se puede dar a un vino en España.

De bodegas con la bruja Viri | 2017-03-17 06:23:03


 

 

 

 

BODEGA DEHESA DEL CARRIZAL

RETUERTA DEL BULLAQUE (CIUDAD REAL)

 

Dehesa del Carrizal se encuentra en el pueblo Retuerta del Bullaque, en plenos Montes de Toledo.

Rodeada del Parque Nacional de Cabañeros donde abundan los olivos, robles, alcornoques y grandes extensiones de monte bajo como jaras, romero y tomillo.

 

 

La bodega cuenta con su propia Denominación de Origen Protegida Dehesa del Carrizal por ser una de las pocas bodegas que elabora Vinos de Pago. El Vino de Pago es la más alta calificación que contempla la legislación española y está limitada a 15 bodegas en todo el país.

Para ello, estos vinos deben elaborarse en zonas donde los viñedos tengan un microclima, un terreno singular y diferente al entorno donde se encuentran.

 

 

Nada más acceder, empiezo a divisar parte de las 26 hectáreas de viñedo que tiene la finca. Una pequeña carretera bordeada de olivos conduce hasta el edificio donde se encuentra la bodega.

El paisaje es increíble, la vista no alcanza a divisar las 1.500 hectáreas que tiene la finca con gran diversidad de flora y mucha caza mayor debido a la zona donde se encuentra.

Con Pierre-Yves Dessevre, director de la bodega, me voy a recorrer la finca y sus viñedos en un todoterreno debido a la dificultad de la zona.

 

 

Recorremos los viñedos, todavía conservan algunas de sus hojas. Empezaron la plantación en 1987 con 8 hectáreas de viñedo Cabernet Sauvignon y posteriormente fueron añadiendo gran diversidad de variedades como Syrah, Merlot, Tempranillo, Petit Verdot y Chardonay. También cuentan con parte de viñedo de Garnacha y Monastrell que han plantado hace poco.

 

 

Pierre-Yves me explica el cuidado del viñedo. El suelo como podéis ver en la foto es muy pedregoso, más del 50% del suelo es piedra, esto le aporta calor a la planta.

Plantan trigo y cebada en los pasillos del viñedo para aportar materia orgánica. En primavera lo siegan y lo añaden como abono a la planta. Para ellos un viñedo con suelo limpio es quitarle vida a la naturaleza.

 

 

La bodega se encuentra en constante renovación, realizando grandes mejoras y cambios. Cuando adquirieron los dueños actuales la finca quisieron dar una gran prioridad al viñedo.

Eliminaron los racimos intermedios y cambiaron toda la estructura de las cepas para subir la altura de la planta para tener más capa de hojas, es decir, más superficie foliar. Esto hace que la planta tenga poca productividad pero más calidad.

Cuentan con una estación meteorológica que analiza la temperatura, el viento y las inclemencias del tiempo para prevenir así las plagas.

 

 

Seguimos nuestro recorrido por la finca cruzando el arroyo Carrizal y subiendo montes donde el olor a jara es espectacular y abundan los madroños repletos de frutos rojos. Llegamos a una loma donde se divisa gran parte de la finca, por un lado la bodega al fondo y por el otro el embalse que se encuentra dentro de la finca .... es impresionante !!!!

 

 

Dejamos atrás los grandes paisajes y regresamos a la bodega.

Cuando realizan la vendimia, siempre manual, dejan los racimos una noche en frío antes de despalillar para ralentizar la fermentación y preservar los aromas.

En el vino blanco además, una vez prensado lo dejan nuevamente una noche también en frío en la misma prensa para conservar mejor las características naturales de la uva.

 

 

La bodega cuenta con grandes depósitos de hormigón y acero inoxidable donde algunos de sus vinos realizan la fermentación alcohólica y maloláctica. El resto realizan la fermentación maloláctica en cubas de roble francés.

Llegamos a la sala subterránea donde descansan 450 barricas prácticamente todas de roble francés, alguna de roble americano y roble austriaco para el vino blanco. Tienen hasta 11 proveedores de barricas diferentes para aportar diferentes matices a sus vinos.

Tuve la suerte de poder realizar una cata directamente en barrica... un Petit Verdot 2015, un Chardonay del 2016, Cabernet Sauvignon, Syrah .... diversos sabores, diferentes matices... un lujo ir descubriendo como van evolucionando los vinos.

 

 

En sus vinos se aprecia una marcada personalidad donde el Pago determina su Terruño particular.

Son vinos complejos y muy elegantes con muchos matices donde predomina la vegetación mediterránea por estar en viñedos al pie de las montañas erosionadas por las lluvias. El monte bajo, jara, romero, tomillo .... aportan a sus vinos una riqueza de matices.

 

 

Chardonnay. Un vino blanco con barrica. Fruta blanca como melón y algún toque a miel. Se aprecia la madera pero muy ensamblada con la fruta.

Petit Verdot. Aquí se aprecia el monte bajo en aromas y un pequeño toque a regaliz.

Cabernet Sauvignon. Frutas negras y rojas con notas minerales y pimienta negra.

Syrah. Frutos negros y rojos maduros con notas de cuero y algunas minerales.

MV. Es un vino elaborado con variedades diferentes dependiendo de la añada. Fruta confitada con toques de especias.

Colección Privada. Con una producción muy pequeña y solo en añadas excelentes, este vino es su joya de la corona. Fruta madura, algo de compota y hierbas aromáticas.

 

 

Solo me queda agradecer a Pierre-Yves las explicaciones tan profesionales y pasionales que me ha transmitido.

El paseo por los viñedos, el recorrido por esos paisajes tan increíbles que tiene la finca y la cata en barricas que hemos realizado. En definitiva, una gran experiencia donde he disfrutado de unos Vinos de Pago, únicos y especiales donde el terruño impone su personalidad... me ha encantado!!!

Os invito a descubrir estos grandes paisajes donde se encuentra la bodega y disfrutar de los vinos de Pago Dehesa del Carrizal, complejos, singulares y muy elegantes.

 

 

 

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...