LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Francisco Gómez

Francisco Gómez, una bodega familiar situada en Finca La Serrata en la población de Villena. Esta finca de 3.500 hectáreas alberga, además de 250 hectáreas de viñedos, yacimientos arqueológicos fenicios y una extensa flora y fauna entre las que se encuentran olivos centenarios y milenarios además de zorros, liebres, perdices ... el arte de la naturaleza.

De bodegas con la bruja Viri | 2018-04-09 00:00:00


 

 

BODEGA FRANCISCO GÓMEZ

VILLENA (ALICANTE)

 

 

Bodega Francisco Gómez, una bodega que se encuentra en la población de Villena. Francisco, su propietario, empezó esta aventura por pasión en Finca La Serrata, una finca familiar que poco a poco fue ampliando añadiendo terrenos colindantes hasta formar las 3.500 hectáreas que la componen actualmente.

 

 

El camino hasta llegar a la bodega está rodeado de viñedos de distintas variedades incluido un emparrado de la variedad Red Globe que me encantó. Esto ya hacía presagiar una gran bodega en un marco incomparable.

 

 

Un racimo de uvas insertado en el terreno es la presentación de las distintas alegorías al mundo del vino que se encuentran en todo nuestro recorrido por la finca. Las perdices correteaban alrededor y un zorro se cruzó en nuestro camino ... naturaleza en estado puro !!!

 

 

Llegamos a la bodega y lo primero que diviso es una gran plaza central desde donde se reparte y controla todo el trabajo de la bodega. La fachada del edificio principal de esta gran plaza corresponde a una fachada del siglo XIV extraída piedra a piedra de un palacete de Jerez. El adoquinado que preside toda la plaza principal ha sido comprado y extraído del secado de antiguas localidades que fueron "devoradas" por embalses hace muchos años.

 

 

A esta histórica fachada la flanquean dos edificios. Por un lado la bodega y por el otro la almazara donde elaboran su propio aceite de olivos centenarios, y algunos milenarios, que se encuentran en la finca.

En los laterales un alto mirador para contemplar las muchas hectáreas de montaña y naturaleza que rodea este paraje y en el otro lado un gran péndulo que representa un racimo de uvas creado en bronce y que pesa más de 14.000 kilos representando el símbolo de la bodega.

 

 

Con Lola Sanchis, responsable de enoturismo, empezamos a recorrer el lugar donde todo está ideado y pensado para el disfrute del vino y los productos que nos ofrece la naturaleza.

Lola me cuenta la historia de la bodega. Francisco, dedicado también a la construcción, la creó y diseñó en el año 2.000.

Recorremos algunos de los viñedos de las 250 hectáreas que lo componen. Tienen certificación ecológica, biodinámica y vegana. Una bodega muy preocupada por el medio ambiente y la agricultura ecológica ya que el "paraíso" en el que está ubicada requiere un entorno sostenible por propia convicción.

Todos sus cuidados de campo son dirigidos por los ciclos lunares realizando siempre vendimias nocturnas para proteger y preservar las características y condiciones optimas de la uva.

 

 

Con el tiempo han ido quitando viñedo sin valor y realizando nuevas plantaciones. Nos encontramos distintas variedades entre las que destaca su viñedo de Monastrell en vaso con más de 40 años.

 

 

Regresamos a la plaza principal y nos dirigimos a una pequeña ermita que han creado horadada en el suelo para celebrar acontecimientos y bodas con un pórtico de entrada que recuerda al estilo artístico de Eduardo Chillida.

Una ermita que en un futuro cercano será consagrada y podrán celebrar bodas religiosas. Actualmente se realizan también conciertos de música y bodas civiles.

Toda la finca está enfocada desde que se construyó al enoturismo para que represente un lugar no solo de elaboración sino de disfrute de la naturaleza, los viñedos y el vino.

 

 

Bajamos a la zona de barricas donde envejecen sus vinos rodeados de 33 frescos que muestran escenas desde los fenicios y sus primeros asentamientos, la cultura romana, el clero y la iglesia (que eran grandes consumidores de vino), hasta el cuadro de Los Borrachos de Velazquez ... toda una alegoría a la historia del vino.

El artista que los creó tardó más de dos años en pintar sus paredes.

 

 

En este lugar descansan más de 200 barricas de roble francés y algunas de roble americano. Aquí también se encuentra su colección de vinos espumosos realizando la segunda fermentación. Lo elaboran igual que el cava, primero tumbadas (posición de rima) y después de punta hasta el degüelle en frío.

 

 

En nuestro recorrido llegamos al tesoro de la bodega: La Ermita del Fondillón. Aquí descansa y envejece su vino más preciado de uva Monastrell y solo elaborado en Alicante.

Su Monastrell de cepas viejas se recoge al final de la vendimia cuando la uva se encuentra pasificada para aportar más azúcar y alcohol reposando más de 10 años el vino madre antes de pasar al sistema de Soleras y Criaderas como los vinos de jerez.

Se cree que el Fondillón es el primer vino que dio la vuelta al mundo, en aquella época fue llamado Vino de Reyes.

 

 

Seguimos nuestro recorrido de sorpresa en sorpresa y llegamos a la Sociedad de Nichos. Empujando una gran puerta de madera giratoria nos adentramos en un laberinto de estrechos pasillos donde se encuentran más de 1.100 nichos de botellas de los grandes clientes de la bodega.

Nos dirigimos por el Paseo Merlot, torcemos por la calle Syrah, llegamos a la Plaza Monastrell y aparecemos en la Sala Tanat donde se encuentran los nichos más exclusivos y un pequeño museo de Almazara con una de las primeras prensas de aceite. Entre cada calle, avenida o plaza de esta "curiosa ciudad" se encuentran pequeños espacios perfectamente armonizados y mimetizados para que los clientes disfruten del vino en compañía de familiares y amigos.

 

 

Desde aquí nos trasladamos al mirador acristalado de 360 grados que se encuentra en un lateral de la plaza central. Una torre verde desde donde se divisa la bodega y la almazara, los viñedos de múltiples variedades, las más de 350 hectáreas de olivos centenarios y milenarios, los yacimientos fenicios que se encuentran en la finca, la ganadería de cerdos para elaborar sus propios embutidos ... porque una imagen vale más que mil palabras !!!

 

 

Una vez terminado de ver su Museo del Vino y su Museo del Aceite nos dirigimos a la Sala de Catas.

La bodega trabaja en distintas líneas de producción. Catamos su líneas Fruto Noble con sello ecológico, biodinámico y vegano:

-Fruto Noble Rosado de Monastrell y Syrah, muy aromático y frutoso con toques de violetas.

-Fruto Noble Roble. Un coupage de Monastre y Syrah con cuatro meses en barrica donde la fruta compotada era la protagonista y a la vez era muy fácil de beber.

-Fruto Noble Crianza, su vino de autor donde se interpreta cada añada con 12 meses de crianza.

-Boca Negra, un monovarietal de Monastrell con una gran carga frutal y toques especiados.

-Serrata, un reserva con 18 meses en barrica con notas frutales, tostados y toques minerales.

Boca Negra y Serrata, por ser sus vinos de alta gama son los únicos pendientes de certificación ecológica por fecha y tiempo.

 

 

También tuve la oportunidad de catar su línea de vinos espumosos Queen of Kings o Reina de Reyes, una marca homenaje a la reina de sus variedades: la uva Monastrell. Elaborados siguiendo el método tradicional del cava.

Por último disfrutamos de su línea de vinos de alta gama Trivium. En esta línea se encuentran sus productos más exclusivos y preciados donde no solo son joyas por dentro sino que sus estuches y botellas son verdaderas obras de arte como símbolo de calidad, lujo y sofisticación. En esta línea pude saborear y disfrutar del mayor tesoro de la bodega: el Fondillón. Un vino de 1972 singular de uva Monastrell exclusivamente elaborado en Alicante con un ligero toque salino ... algo diferente y sorprendente !!!

 

 

Solo me queda felicitar a la bodega Francisco Gómez, ganadores de prestigiosos premios de calidad turística como SICTED, por la gran experiencia enoturística que ofrece.

Una incursión en un mundo donde descubrir un cúmulo de sensaciones que entremezclan historia por sus yacimientos arqueológicos, naturaleza por sus viñedos y olivos centenarios y milenarios, almazara, bodega, capilla ... todo ideado y preparado para celebrar cualquier tipo de evento envuelto en un ambiente diferente y exclusivo ensamblado con el vino.

 

 

 

 





    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...