LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Iniesta

BODEGA INIESTA. Una bodega cuyo lema "La Pasión va por dentro" es fiel reflejo tanto de su propietario, el jugador de fútbol Andrés Iniesta, como de sus vinos. Vinos jóvenes y modernos donde impera la fruta fresca.

De bodegas con la bruja Viri | 2016-11-04 15:00:00



 

BODEGA INIESTA

FUENTEALBILLA (ALBACETE)

 

Bodega Iniesta. Si hay una bodega que refleje mejor la personalidad de su propietario, esta es Bodega Iniesta. Su lema “La Pasión va por dentro” es fiel reflejo de ella. Aquí lo que importa es el vino huyendo de elementos sofisticados. Ultima tecnología con detalles sencillos y cercanos.

La bodega se encuentra en un pequeño pueblo de Albacete llamado Fuentealbilla que pertenece a la Denominación de Origen Manchuela. Es una finca en propiedad con 200 hectareas de las que 180 son viñedos y el resto olivos para elaborar su propio aceite.

 

 

 

Recorro kilómetros y kilómetros de viñedos a ambos lados de la carretera hasta llegar a la bodega. Nada más entrar en la finca, lo primero que me encuentro es una escultura de Andrés Iniesta con un balón de futbol.

 

Con Jesús Gomez, responsable de enoturismo recorro el viñedo. A lo largo del paseo voy encontrando impresionantes racimos de uva de variedades autóctonas como Macabeo, Graciano y Bobal y también viñedos de variedades internacionales como Chardonnay, Sauvignon Blanc y otros.

La finca es muy grande pero tienen plantadas al lado de la bodega diferentes cepas de cada una de las variedades del viñedo. Con esto facilitan a los enólogos el acceso a muestras de la evolución de los distintos tipos de uva sin necesidad de desplazarse.  

En los años 90, Jose Antonio Iniesta, padre de Andrés, plantó 10 hectáreas de viñedo. Viendo que los resultados eran muy buenos, decidieron crear su propia bodega para elaborar sus vinos. Por su carácter llano y cercano, Andrés quiso que la bodega estuviese en su pueblo y así ayudar a dar empleo a la localidad. Una vez que Iniesta estuvo afianzado en el club de futbol Barcelona, invirtió económicamente en el proyecto y así, en el 2010 sale su primer vino al mercado, viendo cumplido su sueño familiar, la Bodega Iniesta. Andrés quiso que sus vinos fuesen un fiel reflejo de la zona.

La bodega cuenta con los últimos adelantos tecnológicos pero a la vez es sencilla en los detalles. En ella abundan los retratos de Andrés de la forma más natural y sin grandes adornos. Hay multitud de vitrinas donde se agolpan los trofeos, medallas y condecoraciones futbolísticas conseguidas a lo largo de su carrera. En un futuro cercano quieren crear dentro de la bodega un museo temático destinado a los aficionados al futbol en general y seguidores de Andrés en particular.

La vendimia se realiza por la noche. Utilizan levaduras autóctonas de la zona e intentan intervenir lo menos posible en lo que ofrece la naturaleza para que sus vinos sean un fiel reflejo de su tierra. Aquí el clima tiene una diferencia de temperatura del día a la noche de unos 15 a 20 grados con muy pocas precipitaciones. Esto hace que sus vinos tengan un carácter diferente a otras zonas del pais.

Una vez vendimiados los racimos y después de despalillar, pasan por una máquina de lo más avanzada actualmente llamada Boreal. Esta máquina, según va entrando la uva en caída libre, baja la temperatura de 7 a 9 grados en un segundo. Con esto evitan que fermente antes de tiempo conservando todas las características aromáticas.

Las barricas son mas grandes de lo normal, de 320 litros, para no dar tantos matices de madera y que destaque más la fruta fresca.  

Hector Martínez, enólogo de la bodega, me explica el proceso de elaboración de sus vinos. Crean unos vinos jovenes y naturales donde predomina la fruta fresca por encima de cualquier matiz. Vinos modernos que buscan introducir en este mundo a gente joven.

El vino estrella es Corazón Loco, de uva Bobal, autóctona de la zona. Un vino facil de beber, muy afrutado con notas florales y un toque de regaliz. El nombre se lo puso Andrés en memoria de un grán amigo de la infancia que falleció, este siempre le decía al jugador que tenía un gran corazón pero cuando salía al campo a jugar al futbol parecía que estuviese loco.

En el extranjero algunas etiquetas de sus vinos llevan la imagen de Andrés Iniesta pero en España, debido a las normas del club de futbol, no les gusta que se asocie al club con bebidas de contenido alcohólico.

Elaboran también la línea de vinos ecológicos, Corazón Loco Nature. En ellos tanto las etiquetas como el vidrio es reciclado. Hasta las tijeras de podar se limpian con productos naturales.

Como no podía ser de otra forma en una bodega tan entrañable los vinos de alta gama tienen por nombre los de sus hijos. Valeria en blanco de uva Chardonnay madurado en barrica y Paolo Andrea elaborado con la uva autóctona Bobal.

Como ya he comentado, sus vinos son jovenes y modernos donde predomina la fruta fresca y la naturalidad. Además de los ya comentados, elaboran también:

 

Finca El Carril Blanco: mayoritariamente de uva autóctona 100% macabeo. Muy intenso en fruta blanca, aromas florales y algún tono cítrico.

Hechicero: El vino que Iniesta puso en su boda. Aromas muy potentes a frutas rojas con un carácter frutal muy fuerte.

En la finca existen tres casas rurales a disposición de los clientes rodeadas de viñedos. Las casas tienen por nombre Valeria, Paolo Andrea, como sus hijos y la tercera Ai8, que corresponde al número de su camiseta en el FC Barcelona. Estas tres casas son el complemento ideal para descansar a la noche, después de un día de visita a la bodega.  

Muchas gracias a Jesús Gomez por el día tan agradable que me hizo pasar, mostrarme todos los rincones de la finca y por la magnífica comida que disfruté en el restaurante que tiene la bodega en el que además de catar sus vinos, puedes degustar los platos tradicionales de la zona.

 

 

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...