LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodegas Negón

BODEGAS NEGÓN. Una bodega que elabora vinos biodinámicos. Estos son vinos ecológicos con una filosofía de vida en la que utilizan las energías de la naturaleza y del hombre en conexión con el calendario astronómico.

De bodegas con la bruja Viri | 2017-02-10 14:41:03


 



BODEGAS NEGÓN

FUENTECÉN (BURGOS)

 

 

Bodegas Negón es una de las pequeñas bodegas que merece la pena conocer. Situada en el pueblo de Fuentecén en Burgos, pertenece a la denominación de origen Ribera del Duero. Elabora vinos biodinámicos, estos son vinos ecológicos con una filosofía de vida en la que utilizan las energías de la naturaleza y del hombre en conexión con el calendario astronómico.

Vinos con "Alma" elaborados con uvas en estado puro.

Victor Negro es el viticultor, enólogo y creador de la bodega. Con él me voy a recorrer los diferentes viñedos que tiene en la zona.

 

 

Victor me explica la elaboración de sus vinos biodinámicos. Estos representan una filosofía de vida y con esta filosofía estudian la influencia de las energías que nos rodean y como afectan a las personas y las plantas con la finalidad de conseguir la máxima expresión de las uvas en su estado más natural.

Subimos al carismático pueblo de Haza para divisar desde lo alto los viñedos de la bodega. Son varios viñedos situados justo en el centro de la Ribera del Duero con el río Riaza al fondo.

 

 

Victor, un enamorado del campo, me cuenta el cuidado de sus cepas y la labor que está llevando a cabo de rehabilitación de viñedos antiguos para que no se pierdan.

Empezamos a recorrer los viñedos en los que se nota la filosofía biodinámica.

 

 

Con esta filosofía, todo lo que viene de la tierra tiene que volver a ella, por lo que todo producto que se utiliza en el viñedo tiene que venir de la naturaleza, bien sean nutrientes vegetales o minerales y rigiéndose por el calendario astronómico que determina la época de siembra, cosecha y vendimia de la uva.

 

 

Su lema es hablar y escuchar a la viña para facilitar las vitaminas naturales que en cada momento necesita. La viña necesita tener vida, por eso dejan hierbas en los viñedos para evitar que los insectos dañinos se focalicen en la cepa. A cada racimo en la cepa le cortan un pequeño trozo en el centro para que las uvas tengan más aireación.

 

 

El terreno tiene mucho canto rodado. Aparte de dar mineralidad reflejan los rayos del sol dando calor a la planta. Me encuentro cepas de Garnacha, Tempranillo y Albillo.

Para el cuidado biodinámico en otoño introducen en el suelo cuernos de vaca con estiércol que se va descomponiendo durante el invierno y en primavera los desentierran para utilizarlos como nutrientes en el viñedo.

 

 

Regresamos de los viñedos para visitar la bodega. Aquí la maquinaria me sorprende.

Muchos de los utensilios que utilizan para la elaboración de sus vinos están creados o modificados por ellos. Entre ellos los contenedores donde descansan las botellas, la mesa de selección para la uva y también estos carritos muy curiosos que os muestro en la foto para transportar la uva en el campo cuando se realiza la vendimia.

 

 

Cuando accedo al edificio, me sorprende esta entrada de piedra por la que se llega a la bodega subterránea de inicios del siglo XIX donde descansan las botellas. Bajando por este estrecho pasillo de piedra llegamos a la cueva donde duerme el vino.

 

 

Victor me explica su trayectoria. Terminó sus estudios de enología e ingeniería agrónoma en el año 2008. Empezó elaborando vinos en lo que llamamos Garage Wine y bodegas de alquiler hasta que en el año 2015 elaboró su vino en la bodega que tiene actualmente.

 

 

Quiso elaborar algo distinto en un mercado vinícola saturado. Unos vinos que tuviesen una gran personalidad y una expresión singular, con una gran evolución donde fueran ganando en aromas con el tiempo y el protagonista sea la uva en su estado más puro con un respeto total por la naturaleza.

Vinos con una buena energía que transmiten positividad y felicidad, por ello en el tapón llevan la palabra FELICIDAD (en chino) para transmitir buenas vibraciones.

 

 

Clarete Negón. Envejecido en barrica de roble francés hace que tenga una mayor permanencia. Aromas a fruta como melocotón y albaricoque con un leve toque dulce.

Negón Tinto. Un vino muy complejo aromáticamente donde destaca la fruta negra y roja con suaves toques a especias.

 

 

Agradezco a Victor el haberme transmitido su filosofía y sus buenas vibraciones.

Enhorabuena por sus vinos biodinámicos que ya empiezan a estar en los mejores restaurantes de España con estrella Michelín y que están elaborados en los momentos más propicios para aportar buenas energías.

Os animo a visitar esta singular bodega, catar sus vinos y disfrutar de una buena parrilla en un paraje singular rodeado de pinares.

 

 

 

 

   

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...