LLAMANOS 34 91 535 89 90

Bodega Resalte

Bodega Resalte. Una de las pequeñas bodegas de la Ribera del Duero que elabora unos vinos muy personales donde predomina la naturalidad y la frescura. Vinos muy singulares debido a la maceración carbónica que realizan en su elaboración.

De bodegas con la bruja Viri | 2017-03-24 10:23:03


 

 

 

 

BODEGA RESALTE

PEÑAFIEL (VALLADOLID)

 

Bodegas Resalte es una de las pequeñas bodegas familiares que elaboran grandes vinos. Su objetivo es crear vinos muy personales donde quede reflejada la zona de páramo donde se encuentra y su fuerte expresión.

Inaugurada en el año 2000, pertenece a la Denominación de Orígen Ribera del Duero y se encuentra ubicada en Peñafiel, provincia de Valladolid.

 

 

 

Cuenta con varias hectáreas de viñedo propio y parcelas alquiladas que supervisa y utiliza a lo largo de toda la zona para la elaboración de sus vinos.

Es una zona de páramo, es decir, un terreno yermo, muy calizo y plano, situado a una altitud elevada que marca el carácter intenso de la uva.

Con Enrique Andrades, enólogo de la bodega, recorro algunos de sus viñedos.

 

 

Estos viñedos son todos de Tempranillo y mayoritariamente de cepas viejas.

Enrique me cuenta los metódicos y exhaustivos controles que realizan en las distintas parcelas que poseen. 

A partir de septiembre, casi a diario, recorren los diferentes viñedos para calcular la fecha exacta de vendimia de cada uno de ellos y controlar la evolución de las distintas y variadas parcelas.

 

 

 

Su vendimia es más complicada porque se realiza por parcela y orígenes para rescatar de cada terreno su carácter singular y su personalidad. Una vez en bodega su crianza sigue siendo separada, tanto en los depósitos como en las barricas. Con esto consiguen una gran variedad de vinos que mezclarán posteriormente dando lugar a los cuatro vinos que comercializan en la actualidad.

 

 

Una vez que entra el racimo en cajas pequeñas a la bodega y después de haber pasado por la estricta mesa de selección manual, la despalillan rápidamente. La mantienen en hielo seco unas 24 horas antes de llevarlas a los depósitos de acero para que el arranque de la fermentación sea lento. Con esto crean una atmósfera que genera una maceración carbónica.

 

 

 

 

La maceración carbónica, es un método tradicional y que actualmente utilizan algunas denominaciones de origen. Ellos han adaptado este sistema con la nueva tecnología para conseguir una fermentación intracelular, es decir, que la uva fermente con el mosto del interior de la uva sin llegar a romperse.

 

 

 

El propio peso de las uvas aplasta a las que se encuentran debajo, esto genera la fermentación alcohólica de manera espontánea con el mosto que se produce en el fondo del depósito.

Como muchas uvas no están sumergidas en el mosto generado, dentro de cada una de ellas se produce la fermentación intracelular.

Una vez arrancada ya la fermentación, realizan los remontajes para que las uvas de la parte inferior pasen a la parte superior del depósito.

Con esto consiguen un mosto mucho más concentrado y evitan la extracción de los taninos del raspón.

 

 

 

Terminada la fermentación, solo se quedan con el vino yema, es decir, el mosto que se obtiene sin llegar a prensar los hollejos.

En sus vinos lo que buscan es frescura y naturalidad. El vino lo tienen estabilizado naturalmente en las barricas, aprovechando la fría temperatura exterior, por unos huecos creados en la bodega.

 

 

 

 

En la sala donde descansan sus vinos me encuentro 2 ó 3 barricas de cada vino totalmente diferenciadas. Aquí la madera de la barrica está adecuada a la parcela teniendo cada una su carácter particular dependiendo del vino a envejecer.

Una vez que ha terminado el envejecimiento, utilizan unos grandes depósitos de ensamblaje para mezclar los distintos vinos creados de las diferentes parcelas antes de su embotellado.

 

 

 

 

Sus vinos son elegantes, complejos y a la vez frescos.

Su logo representa la torre más alta del Castillo de Peñafiel como homenaje a la tierra donde han sido creados.

Resalte Vendimia Seleccionada. Envejecido en barrica de 500 litros de roble francés. Un vino potente y fresco donde se aprecian las notas a moras y cerezas.

Resalte Crianza. Mucha fruta con toques a regaliz negro.

Resalte Reserva. Elaborado siempre en barrica nueva. Aquí la fruta roja se aprecia algo dulce con toques de vainilla muy suaves.

Resalte Gran Reserva. Un vino fino y complejo con aromas florales, notas minerales y recuerdos a trufa.

 

 

 

 

Agradezco a Enrique Andrades su tiempo y la gran pasión que me ha transmitido en la elaboración de sus vinos. Un gran respeto a la personalidad de cada terreno para rescatar lo mejor de cada uno de ellos.

Unos vinos con una gran labor detrás para conseguir extraer las mejores esencias de la uva.

 

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...