LLAMANOS 34 91 535 89 90

Breve historia de la viña en España

España cuenta con casi 1,2 millones de hectáreas de viñedos, lo que la convierte en el país con la mayor extensión cultivada de viñas del mundo. La historia de sus viñedos es extensa. Este es un pequeño resumen para acercarnos a ella

Cultura del Vino | 2014-12-10 12:19:59


La presencia de fenicios primero y cartagineses después trajo consigo una evolución en las técnicas del cultivo de viñedo, antes de que el Imperio romano constatara la importancia de la plaza hispana como foco de exportación de vino para abastecer el amplio imperio. Tras ellos, la dominación musulmana, contrarios al consumo de alcohol, supuso una ralentización de la expansión vitivinícola, aunque no entrañó su desaparición, puesto que posiblemente la lejanía con la madre patria facilitara una relajación en las costumbres árabes, ya que no presentaban una enconada postura contraria al cultivo del vid, sino que, más bien, contribuyeron con sus conocimientos sobre agricultura y destilación a la mejora del viñedo español.

Con el transcurrir de los siglos se puso de manifiesto la evolución de ciertas zonas vitivinícolas, como las de Jerez y La Rioja. Del funesto ataque de la filoxera en España podemos extraer una lectura positiva. El viñedo español fue también víctima de la iracunda virulencia con la que el voraz insecto atacaba, pero, favorecido por la irregular orografía peninsular y las grandes distancias establecidas entre las principales zonas vinícolas, su presencia se retrasó varios años con respecto a los vecinos viñedos franceses. Esto facilitó que los viticultores galos, obligados a cubrir las necesidades de una burguesía ávida de vino, volvieran la vista hacia España, y comenzaran una vinculación comercial con la que España se benefició de las nuevas variedades, técnicas y maquinaria vinícola. Con la llegada de la filoxera los franceses volvieron a irse, pero quedaron las técnicas de vinificación y cultivo que habían instaurado y compartido con los viticultores locales.

La irrupción de la guerra civil española trajo consigo una época muy oscura para el viñedo español, que no comenzó a repuntar hasta ya pasada la mitad del siglo XX. En los años setenta, el viñedo español comenzó a posicionarse tímidamente en el panorama mundial; y ya en los ochenta, tuvo lugar la denominada «revolución silenciosa del viñedo español», propiciada por una segunda generación de bodegueros que aprovecharon la moderna tecnología existente para impulsar los resultados de explotación y de calidad final.

En la actualidad, el viñedo español proyecta una imagen de cantidad y calidad, lo que le coloca en una óptima posición de competitividad en el panorama mundial.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...