LLAMANOS 34 91 535 89 90

Buscan en la D.O Uclés recuperar las tinajas de barro para el vino.

Un consorcio liderado por la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV), que reúne a seis bodegas españolas, participan en un proyecto para recuperar las tinajas de barro para la elaboración de vinos de calidad.

Cultura del Vino | 2017-09-01 10:44:34


Las tinajas de barro para el almacenamiento y conservación del vino en realidad tienen un amplio recorrido y una historia que se remonta a las culturas mediterráneas como en Grecia, Roma o Egipto, donde las evidencias apuntan a que el vino se conservaba en barro. En España se adoptó en parte el uso del barro para conservar el vino. Las tinajas de barro se han utilizado en realidad de varias maneras: únicamente para la fermentación, solo para la conservación y maduración del vino o bien para ambas etapas. La primera aplicación es la menos frecuente, pero existen descripciones de lagares antiguos de Castilla y León y Andalucía, donde por ejemplo se cita una gran tinaja para llevar a cabo la fermentación, mientras que después el vino era trasegado a toneles de madera para su maduración.

Sea como fuere es un método ancestral que ahora la D.O de origen de Uclés quiere recuperar para sus vinos.

En el proyecto participan las bodegas Fontana, Gratias, Celler del Roure, Coviñas, Sei Solo y Juan Carlos Sancha, a las que se unen la Denominación de Origen Uclés y la empresa Alfatec.

Se trata de la iniciativa "Govalmavin" sobre "valorización de materiales tradicionales para vinificación de vinos de calidad", gestada en el marco de la convocatoria para la creación de Grupos Operativos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

"El proyecto persigue demostrar métodos de elaboración y envejecimiento alternativos, que combinen el conocimiento enológico moderno con materiales clásicos, como son las tinajas de barro".

Tinajas Bodega Celler del RoureGracias a estudios y ensayos previos, "se conoce que las características de la vasija de barro influyen positivamente en el resultado final del vino" y, además, "las tinas mantienen muy bien la temperatura, una oxidación razonable y, al ser un material poroso, permite un intercambio constante entre vino y ambiente".

"No se trata así de sustituir o eliminar el uso del acero inoxidable o la barrica" sino de "buscar métodos alternativos que permitan enriquecer la oferta actual de vinos españoles para llegar a determinadas demandas de consumidores".

El proyecto se plantea, en suma, revalorizar el uso tinajas de barro tanto "tradicionales" como otras "tecnológicas de nueva creación" para la elaboración de vinos de calidad.

El proyecto cuenta con la colaboración del Observatorio Español de Mercados del Vino (OeMv), del Master of Wine, Pedro Ballesteros, y la consultora Artica+i, como "agente de innovación".

El Grupo apoya su actividad científico-técnica en 5 organismos de investigación: Centro Tecnológico del Vino (VITEC), Universidad de Castilla La-Mancha, Universidad Miguel Hernández, Universidad Politécnica de Valencia y el Centro Tecnológico AINIA.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...