LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Buscas un plan de enoturismo?. Visita las bodegas de Jerez que fascinaron a Europa.

Hablar del Marco de Jerez es hablar de sus vinos, los cuales impregnan toda su cultura, artes y costumbres desde el año 1.100 a.C. Déjate sorprender por las bodegas que han fascinado a viajeros de todo el mundo.

Enoturismo | 2016-02-25 10:57:15


El Marco de Jerez: un mosaico de atractivos. Un recorrido por Las Rutas del Vino y Brandy del Marco de Jerez nos descubre la simbiosis perfecta de la tradición y la modernidad en un territorio privilegiado que goza de una ubicación geográfica estratégica y un clima excelente.

Ya en los años sesenta las bodegas del Marco de Jerez fueron pioneras en la apuesta por el turismo enológico, abriendo sus puertas a los visitantes y añadiendo a la tradicional hospitalidad de la zona un alto nivel de profesionalidad en la satisfacción de las necesidades de unos visitantes cada vez más numerosos.

No en vano en la actualidad las bodegas del Marco de Jerez son las más visitadas de Europa, atrayendo anualmente a casi medio millón de turistas que aman el vino y el enoturismo.

El atractivo de las bodegas jerezanas se basa en ser grandes catedrales del vino. Las bodegas se construyen  en  lugares  estratégicos  de  fácil  circulación  para  las  suaves corrientes de aire del viento del sur y del oeste procedente del mar Atlántico, en especial las brisas nocturnas cargadas de humedad, imprescindible para el desarrollo de la levadura.

Las bodegas de Jerez son edificios inusualmente altos, pudiendo llegar a alcanzar hasta 15 metros de altura en su arco central. El espacio interior conforma así un gran volumen de aire que tiene por función aportar a la levadura de flor el oxígeno necesario para su desarrollo dentro de la bota. Además, el gran espacio de la bodega actúa como una cámara aislante, regulador de la temperatura y humedad.

La gran altura permite la ventilación inducida por diferencia de temperatura cuando no sopla el viento del Atlántico. El calor tiende a ascender y acumularse en la parte superior de la bodega, por ello, mediante la apertura de huecos altos en los muros este y oeste, se crea una corriente dinámica vertical y horizontal que desplaza al exterior el aire cálido acumulado. Árboles o pérgolas de control solar en las calles colindantes, absorbiendo la 31 radiación y convirtiéndose en cubiertas transpirables que dejan filtrar la suave brisa que penetra en las bodegas para mantener en su interior el grado higrométrico adecuado.

¿Y qué vino podemos probar en estas bodegas cuando vayamos de enoturismo?. Los vinos de Jerez y la Manzanilla se encuentran entre las grandes joyas de la enología universal. Esta comarca de la baja Andalucía de más de 7.000 hectáreas de viñedo que atesora casi 3.000 años de tradición enológica, a lo largo de los cuales ha desarrollado métodos de elaboración propios y singulares.

Las privilegiadas condiciones climatológicas de la región propician el cultivo de tres variedades de uva: Palomino de la que se obtienen los vinos secos, la Pedro Ximénez y la Moscatel de las que se obtienen loso vinos dulces.

Una de las grandezas de los vinos del Marco de Jerez es su potente versatilidad, desde los más pálidos hasta los más oscuros, desde los más secos hasta los más dulces, que permiten que haya un Jerez diferente para cada momento de consumo, para cada comida y para cada preferencia. Secos y pálidos, como el Fino y la Manzanilla, hasta los más dulces y oscuros, como el Pedro Ximénez y el Moscatel, pasando por toda una gama de colores, aromas y sabores: Amontillado, Oloroso, Medium, Pale Cream y Cream, que completan un abanico que hace del Jerez un vino perfecto para los más diversos gustos y momentos de consumo.

¿Te hemos convencido?. Puedes encontrar planes para visitar el marco de Jerez en tu buscador de Catadelvino.com. Busca aquí.

 


 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...