LLAMANOS 34 91 535 89 90

Castilla la Mancha en apoyo a las ferias nacionales e internacionales del vino.

Castilla la Mancha destaca la importancia de las ferias relacionadas con el vino y la industria agroalimentaria. La Feria Nacional del Vino, estos días se prepara para la mayor participación de su historia.

Actualidad | 2017-04-26 13:10:51


El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado la “firme” apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por la presencia en ferias regionales, nacionales e internacionales, relacionadas con la alimentación y la industria agroalimentaria, durante la visita a las instalaciones de FENAVIN 2017.

De forma previa a recorrer las instalaciones del recinto ferial, junto al presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y comprobar el intenso trabajo de los técnicos para preparar los stand, Martínez Arroyo ha señalado que el espacio de Castilla-La Mancha contará con más de 200 metros cuadrados, en apoyo a un evento que ha calificado es “la joya de la corona del sector”. Como ha dicho el consejero es “la feria más importante de vino que hay en nuestro país”, y desde hace muchos años “el mejor escaparate”, además de “una feria muy nuestra” que cada año es “más fuerte”.

El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha reconocido el “buen trabajo” realizado por parte de los promotores desde la Diputación Provincial de Ciudad Real para que esta feria siga siendo un “referente” para toda España y para muchos países europeos “que aportan su granito de arena para que esta feria sea mejor”. Y ha resaltado los datos “espectaculares” que se esperan este año con 1.800 bodegas y 17.000 compradores nacionales e internacionales, lo que supone un incremento de participación de 500 bodegas, poniéndose de manifiesto que “se equivocaron los que no tuvieron interés en su momento por esta feria”.

“Para que el sector del vino siga generando riqueza en Castilla-La Mancha se necesitan eventos como FENAVIN”, ha aseverado el consejero. “Encuentros que permiten a nuestras bodegas diferenciarse respecto a otras y llegar a aquellos importadores que van a comprar su vino” porque, según ha defendido Martínez Arroyo, “hacemos un vino excelente en Castilla-La Mancha y es necesario que se conozca y que estén dispuesto a comprarlo”, en la medida de lo posible amparado en una figura de calidad y envasado.

En este sentido, ha resaltado que las nueve Denominaciones de Origen de la región (La Mancha, Manchuela, Valdepeñas, Uclés, Ribera del Júcar, Méntrida, Mondéjar, Almansa y Jumilla) se abren mercado entre las más de 40 denominaciones de toda España que participan en FENAVIN, “una línea en la que tenemos que seguir trabajando”. El consejero de Agricultura ha recordado que “cualquier producto envasado con la etiqueta de una figura de calidad de la región supone un incremento de cuatro veces más ingresos para la bodega que un producto a granel sin indicación”.

Según los datos de ventas de las bodegas de Castilla-La Mancha que maneja la Consejería, los últimos meses están siendo “muy positivos”. En concreto, el pasado mes de enero de 2017, se ha conseguido “un incremento del 15 por ciento en el valor de nuestros vinos en la exportación”, el segmento más importante de nuestro comercio agroalimentario. Por lo que ha mostrado su disposición a seguir trabajando en esa dirección y se ha mostrado convencido de que el sector se enfrenta a una campaña muy positiva que va a redundar, “no solo en beneficio de las bodegas, sino en el beneficio y viabilidad económica de las 100.000 familias que dependen directamente del sector del vino en Castilla-La Mancha”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...