LLAMANOS 34 91 535 89 90

Catando el Mundo: Tomás Postigo 2011

Por Joaquín del Palacio.

Catando el Mundo | 2015-01-21 12:42:32


 

Tomás Postigo 2011

Bodega: Tomás Postigo 

España: Ribera del Duero

Variedades: 87% Tinta fina, 13% Cabernet y Merlot

Precio aprox: 20 Euros

Mi puntuación son 7 estrellas sobre 9


  

Este que os habla sobre vinos parece que tiene una fijación con la Ribera del Duero y con Toro, pero no es así. Aunque hoy volvemos a la ribera para hablar de un vino poco conocido, dentro de mí la pasión me lleva al Bierzo, a La Rioja, a Jumilla, al Priorato… y a muchos otros lugares porque tenemos mucha suerte de vivir en un país donde la variedad es absolutamente increíble y en el que hay pocas zonas donde se hagan vinos malos.

Pero hoy nos centraremos en el Tomás Postigo de 2011. Un vino de crianza hecho por el enólogo y artífice de Pago de carraovejas y que a mi entender es una de las personas que más saben de vinos de España, y sobre todo y particularmente de la Ribera. Sabe cómo extraer del terreno (terroir que dirían en Francia) todo su potencial y concentrarlo en una botella que al abrirse nos llena de esas esencias que hacen que un vino sea bueno y por lo tanto que volvamos a creer en el ser humano y su capacidad para crear, que es algo parecido a la magia.

Decíamos hace unos cuantos artículos que un vino tiene que tener color, aromas, cuerpo, sabor, textura… y que todos esos ingredientes en conjunto harán que beberlo sea una delicia total. Pues bien, este casi desconocido que hoy os presento es un conjunto armonioso que va bien en todos sus matices.

El color es el del vino bueno. Rojo picota oscuro, de capa muy alta y lágrima densa, porque es un vino relativamente joven aún, con unos refinados aromas de frutos rojos, mezclados con tonos de regaliz y violetas, algo de anís al fondo, y un toque de vainilla y torrefactos de la crianza (12 meses)  en barricas nuevas, pero sin estar en absoluto amaderado. El paso de boca es delicioso, con unos taninos que sorprenden por su suavidad y que están bien presentes, una densidad importante pero que no precisa de ser masticado, y un post soberbio y duradero con recuerdos de todo lo dicho y nuevos balsámicos. Lo más destacable de este vino es su equilibrio, lo bien integrados que están todas sus facetas, y lo armónico que resulta.

Tuve el honor de conocerlo y compartirlo con un grupo de amigos de Vivino, que son sin duda una fuente inagotable de conocimiento vitivinícola (y de otras muchas cosas por cierto) y como suele ser en estas citas, rara vez cometemos el error de tomar solo una botella, y mucho menos de escupir el vino. Hay muchas rarezas en el mundo del vino, pero la más aterradora es esa. ¿Será que no les gusta beberlo? A nosotros desde luego no nos pasa eso.

En fín señores, les recomiendo este Tomás Postigo, y sobre todo que lo tomen en buena compañía que les sabrá mil veces mejor. Ah, el precio es increíble, pero encontrarlo no les será fácil…

 

 

"Catando el mundo” Presentación de esta sección de Joaquín del Palacio.

Catando el Mundo: Viña Sastre, Pago de Santa Cruz 2011

Catando el Mundo: Bassus Pinot Noir 2011 Hispano Suizas

Catando el Mundo: Congo 2008 Garnacha 100% Mentrida

Catando el Mundo: Clos Abella 2009 Priorat

Catando el Mundo: Roda I 2007

Catando el Mundo: Moisés. Gran Vino de Toro 2008

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...