LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ciudades del vino: Sant Sadurní, la capital del Cava.

Sant Sadurní es conocida como la Capital del Cava para las más de ochenta empresas elaboradoras que hay en la ciudad, y la visita a las cavas es uno de sus grandes atractivos.

Enoturismo | 2015-10-28 10:18:54


El Cava tiene una capital en el corazón del Penedés. Sant Sadurní puede presumir de contar con más de ochenta bodegas o casa de elaboración locales que producen el 90% del Cava español y que además son exportadoras de la D.O Cava al resto del mundo.

Esta industria del Cava tomó un gran impulso tras la crisis de la filoxera. En 1887 la plaga de la filoxera, que ya había destruido las viñas francesas, llegó a Sant Sadurní y arruinó las viñas y la villa. Fueron tiempos de penurias que los sadurninenca afrontaron con empuje y tenacidad. Agricultores y rabasaires, bajo el liderazgo de siete propietarios locales, llamados posteriormente "los siete sabios de Grecia", emprendieron la tarea titánica de replantar las viñas con pies de cepa americano, inmunes a la plaga.

Los orígenes de esta ciudad del Cava se encuentran en  antigua parroquia de St. Sadurní de Subirats, de la que se independizó como municipio en 1768. Ya en aquella época el cultivo de la vid y la elaboración de vino constituían la principal ocupación y gracias a su situación y su conjunto de tierras fértiles, consiguió desarrollarse y prosperar hasta finales del 1800, cuando vivió su momento más álgido.

En Sant Sadurní se unen además Cava y arquitectura. La localidad goza de impresionantes muestras de arte modernista. Un ejemplo del trabajo con hierro y vidrio lo tenemos en la casa de cal Calixtus del arquitecto Narciso Aran y Vidal. El eclecticismo mezcla en esta casa estilos de referencia clásica. Una cosa curiosa es la falta de puerta principal en la fachada, ya que se entra en la casa por el jardín. Y es en la fachada que da a este jardín donde encontramos, precisamente, la magnífica galería de vidrieras modernistas de colores y formas curvilíneas y vegetales que rompen con la sobriedad del resto del edificio.

Del arquitecto Lluís M. Güell encontramos diferentes casas, pero la más representativa es la casa de Luis Mestres, en la fachada de la que combina recursos de un referente más tradicional con otros que podemos considerar característicos del modernismo.

En las afueras, el edificio modernista por excelencia es el de las cavas Codorniu, que nos permite apreciar una de las joyas del modernismo catalán y conocer uno de sus modelos más relevantes en cuanto a edificaciones industriales. La construcción del conjunto, impulsada por Manuel Raventós i Domènech, permitió dejar ver la calidad como arquitecto de Josep Puig i Cadafalch y la importancia y representatividad de estas construcciones dentro de su obra. Podemos encontrar todo un catálogo de soluciones diversas del modernismo más experimental. Vemos diferentes edificios catalogados como Monumento Histórico Artístico Nacional como son: la Sala de Expediciones, ahora Sala de Recepción, la Bodega Grande y el Porche de las Prensas, donde hoy se ubica el museo.

Rodeada de viñedos, el entorno de Sant Sadurní es evocador. Un buen lugar para dar un paseo es el lago de Can Codorníu es un espacio natural UN dos kilómetros de perímetro. Es propiedad de las cavas Raventós i Blanc y es un lugar muy agradable para pasear durante todo el año. La vegetación que se encuentra es la mediterránea: retama, pino blanco, robles, encinas, fresnos, chopos.

Sant Sadurní tiene una amplio programa de actividades y de lugares para vivir el enoturismo, las catas de Cava, visita a museos etc. Todo un deleite para el viajero amante del vino.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...