LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ciudades vitivinícolas del mundo: Haro.

Haro, ostenta la capitalidad del Rioja, uno de los vinos de más fama internacional y por méritos propios a lo largo de la historia.

Cultura del Vino | 2015-07-07 10:21:40


La ciudad de Haro tiene una serie de condicionantes específicos para la elaboración de vinos de calidad que los viticultores franceses, que vinieron a España buscando una solución para las plagas que asolaban sus viñedos, supieron descubrir y mejorar hasta transmitir una herencia del buen hacer que perdura hasta nuestros días. Y lo consiguieron.

Aunque la industria vitivinícola de Haro es antigua, el momento que se corresponde con el de mayor auge corresponde a finales del XIX, cuando los franceses necesitaron comprar mucho vino de Rioja y se inauguró la estación de ferrocarril, que puso en comunicación Haro con el puerto bilbaíno.

En 1852 las viñas de la zona de Burdeos son atacadas por el mildeu. Como consecuencia, aparece una década de cosechas difíciles y escasas. Para paliar estas dificultades las casas de vino francesas enviaron compradores a diversas regiones españolas. Una vez vencido el mildeu, el interés francés decayó, pero en 1867 aparece en Francia la filoxera, comenzando el despegue definitivo del Rioja.

Todos los años llegaban a esta región los comisionados franceses para catar, seleccionar y comprar vinos. Este comercio se vio estimulado por el tratado francoespañol de 1882, por el que se redujeron las tasas aduaneras. Con el tiempo se quedaron en Haro un cierto número de franceses que fundaron bodegas al modelo francés. Este fue sin duda el momento que se corresponde con el esplendor económico harense, es el momento de la estación de ferrocarril, la luz eléctrica, el teléfono, la inauguración de la Estación Enológica y la apertura del Banco de España.

Ubicada la ciudad de Haro sobre suelos Arcillocalcáreos (los mejores para viña y bodega) sus bodegas no son tan solo los edificios centenarios que se ven, sino que bajo sus cerror existen kilómetros de galerías, oradadas desde épocas medievales, para conservación de vinos. Hoy muchas de ellas abandonadas. También cierta proporción de suelos Aluviales adecuados para establecer comunicaciones.

Respecto al clima, en esta región se sucede el encuentro entre la influencia del clima atlántico con el mediterráneo, al refugio de la sierra de Cantabria, lo que permite que ambos se conviertan en más ingredientes para la receta que permite elaborar vinos de la más alta calidad.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...