LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ciudades vitivinícolas del mundo: Marsala.

Marsala es un municipio perteneciente a la provincia de Trápani, y está situado sobre la costa occidental de Sicilia (Italia). La historia de la ciudad de Marsala va estrechamente ligada al cultivo de la vid.

Vinos del Mundo | 2015-06-30 11:27:58


La historia de Marsala es antigua y apasionante. En época romana, se convirtió en uno de los centros más importantes de la provincia siciliana. Núcleo de intercambio y comercio y sede del pretor, fue enriquecida con villas y edificios públicos, hasta el punto de merecer el apelativo “Espléndida Urbe” por parte de Cicerón, entre los años 76 y el 75 a. C.

Marsala todavía tiene la articulación original del eje viario, construido según un diseño típico de la época helenística, un cuadrilátero, rodeado en los tiempos antiguos por una muralla de que se quedan cuatro bastiones del siglo XVI que encierran el casco antiguo y el barrio español. Uno de los monumentos artísticos más interesantes es el Convento dell’Annunziata, el Castillo medieval y la cueva de la Sibila Lilybetana que se encuentra bajo la iglesia de San Giovanni Battista.

Hoy en día, La ciudad está conectada a una economía fundada en la producción de uvas y vino, seco y dulce. En la ciudad y en los alrededores hay todas las antiguas bodegas más importantes de Sicilia, como Florio, Pellegrino, Rallo, Hopps.

En sus 241 km² de extensión posee un rico patrimonio cultural y paisajístico. Con una economía principalmente agrícola y basada en la industria del vino, Marsala ha desarrollado su vocación turística en los últimos años. Es una de las principales ciudades sicilianas en cuanto a patrimonio arqueológico, monumental y paisajístico. Marsala es la sede de la Denominación de Origen Controlada.

El vino de Marsala es un vino mundialmente conocido del cual se distinguen diferentes tipos según el tiempo de envejecimiento. Se produce usando las variedades de uva blanca Grillo, Inzolia y Catarratto.

La versión digna de mayor crédito sobre la expansión del Marsala a un público amplio se atribuye al comerciante inglés John Woodhouse. En 1773, Woodhouse arribó al puerto de Marsala y descubrió el vino local producido en la región, que se envejecía en toneles de madera y sabía parecido a los vinos fortificados españoles y portugueses que eran entonces populares en el Reino Unido.

Historia y enología, por tanto, son los dos protagonistas de esta tierra que en cada paso relata un acontecimiento o una anécdota.

Los vinos de Marsala se clasifican por su color, dulzor y periodo de envejecimiento. Los tres niveles de dulzor son secco (con un máximo de 40 gramos de azúcar residual por litro), semisecco' (41-100 g/l) y sweet (más de 100 g/l).

Los vinos Marsala comúnmente se clasifican por su edad aunque también existe una clasificación por su color. Por su color puede ser Ambra (Ámbar), Oro o Rubino (Rubí). Respecto a la edad, existen diferentes clasificaciones que van desde el Marsala Fine que sólo ha sido envejecido durante un año hasta el Marsala Stravecchio que ha pasado un tiempo mínimo de añejamiento de 10 años en barricas de roble.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...