LLAMANOS 34 91 535 89 90

Combatir las enfermedades de la madera de la vid.

Las enfermedades de la madera de la vid, las más devastadoras de cuantas han afectado a los viñedos en las últimas tres décadas, son un motivo de preocupación cada vez mayor en los países productores de vino.

Producción de Vino | 2015-08-27 11:08:51


Bajo la denominación de decaimientos de la vid o enfermedades de madera en vid se agrupan enfermedades conocidas como Eutipiosis, Yesca, enfermedad de Petri, y otras, a las que se asocian hongos endófitos patógenos. Basados en los aspectos morfológicos externos de la planta, en los cortes de la madera y en los primeros estudios de aislamiento de hongos a partir de plantas enfermas, se asignaron los nombres de Eutipiosis, Yesca, enfermedad de Petri, Black Dead Arm, Diplodia Cane Dieback, pie negro y hasta cierto punto la excoriosis. Por lo general, estas enfermedades son de evolución lenta y la aparición de los síntomas suele ser errática, dos hechos que dificultan los estudios de dichas enfermedades.

En los últimos años, las enfermedades de la madera de la vid se han convertido en un verdadero problema. Se observa un importante tanto por ciento de cepas afectadas, principalmente en los viñedos en los que se realizan cortes de poda gruesos (reconducción de vaso a espaldera, por ejemplo). Por ello, en las viñas en las que es necesario realizar grandes cortes de poda, hay que tener en cuenta el riesgo que se corre frente a estas enfermedades.

Los síntomas se inician en una o varias heridas de poda, descendiendo hacia la base de la planta. Una vez que la madera está contaminada es muy difícil de erradicar, de hecho solamente es posible eliminando la madera enferma. Los síntomas en hoja se observan pasados unos años de la infección inicial, por lo que los tratamientos deben ser preventivos, para evitar la instalación de los hongos causantes en las cepas

Con arreglo al Plan Estratégico y al programa de trabajo de la OIV ( Organización Internacional del Vino), la Organización ha retomado su labor en relación con esta cuestión. La resolución VITI 02/2006, sobre medidas preventivas, supuso un primer paso importante, pero ahora es necesario poner en marcha actuaciones complementarias.

Cabe destacar que existen distintos proyectos e iniciativas nacionales e internacionales para evaluar el problema.

El Secretariado General de la OIV ha elaborado un documento en el que se subraya la gravedad del asunto, la importancia de los trabajos en curso y la necesidad de fomentar la cooperación internacional.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...