LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo definirías un vino equilibrado?.

Se define como equilibrio de un vino al resultado de la compensación mutua entre los sabores dulces, ácidos, salados y amargos.

Cata de Vino | 2016-04-06 11:44:05


El concepto de equilibrio ha suscitado siempre debate e interés entre numerosos autores. Incluso lo que puede resultar adecuado y equilibrado para una variedad de uva o en una región determinada no tiene porqué serlo para otra, lo cual debe ser considerado a la hora de evaluar el equilibrio.

La complejidad de definir y evaluar el equilibrio es manifiesta. Ello es debido a que el equilibrio está determinado por varios factores.

La sensación agradable que nos produce un vino esta en el equilibrio entre el sabor dulce, por un lado, y el acido y amargo por el otro. Como si se tratara de una balanza, encontramos que: el sabor ácido y amargo se refuerza.

El sabor dulce y acido se compensan (azúcar en las presas). El sabor dulce y amargo se compensan (azúcar en el cabe). El sabor dulce aumenta con la mayor presencia de alcohol (los alcoholes son azúcares obtenidos por fermentación).

Una mayor presencia de azúcar en un vino dulce exigirá mayor grado alcohólico, equilibrándose el dulzor del azúcar con la vinosidad del alcohol. En consecuencia, los vinos blancos dulces admitirán mayores índices de acidez (para encontrar su equilibrio) que los blancos secos.

La presencia de alcohol en un vino tinto equilibrara la acidez relativamente alta que puede ser necesaria en su pase de crianza así como el amargor de los taninos y de este modo resultara agradable.

La presencia de taninos refuerza el sabor amargo. Así pues, cuanto más tánico sea el vino, menor deberá ser su acidez, v a la inversa, los vinos menos tánicos soportan mayor acidez. Un vino tinto con mayor graduación soportará mayor acidez. Un vino tinto con riqueza tánica se soportara mejor si su acidez es baja y su grado alcohólico elevado.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...