LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo detectar un vino defectuoso o picado?

En estos días abrimos botellas de vino que teníamos guardadas para una ocasión especial y puede ocurrir que el vino esté picado o defectuoso, por lo que es importante detectarlo antes de servirlo a los invitados. Aquí te dejamos algún truco.

Consejos sobre el Vino | 2014-12-23 11:05:33


La microbiología de los vinos es complicada y puede que durante su crianza y envejecimiento surgan defectos, sobre todo si no se ha tenido el vino en las condiciones adecuadas. Por ejemplo, las bacterias acéticas son un grupo de microorganismos presentes de forma natural en el mosto y que pueden causar problemas durante la elaboración y el envejecimiento del vino.

El familiar picado, corresponde con la percepción que tenemos de un vino avinagrado. El vino se pica por una bacteria, resultando el acético o vinagrillo de la transformación del alcohol vínico. Junto a este negativo picado están los mohos de los corchos, los olores a bodega, donde se entiende que es a bodega sucia, a "malas lías", sulfhídrico.

Un vino defectuoso se puede identificar por las siguientes razones:

·         Por un enturbiamiento debido a una refermentación en botella.

·         Formación de depósitos por una materia colorante sucia.

·         Y una modificación de sabor, diferente a la lógica evolución del vino. En este caso debido a un ahilado, mala fermentación maloláctica, flores del vino, exceso de sulfuros, etc.

Un vino picado tiene aspecto turbio, con olor a vinagre, sabor agrio y muy secante. En la fase visual, se puede detectar un vino picado, por ejemplo, por su color. Si se trata de un vino tinto y veis que tiene un color mate raro, mejor ni lo probéis. Si es blanco o rosado pero su color se ha transformado en un ámbar apagado y encima sabe como a cerveza… malo también.

Los vinos picados son fáciles de detectar también por el olor. Un fuerte olor a vinagre es lo habitual, aunque también nos puede oler a manzana podrida, a corcho o, directamente, a moho, es un síntoma inevitable de que el vino se ha echado a perder. Tampoco es usual que no se reciba olor alguno del vino o que haya perdido sus matices afrutados.

El corcho también nos da pistas. Es el primer detalle que salta a la vista nada más observar la botella. Éste debe encontrarse en perfectas condiciones y ligeramente empapado. Si estuviese seco, significa que la botella no ha estado almacenada en una posición correcta. Si, además, el tapón sobresale sospechosamente por encima de la boca de la botella, es posible que el producto haya permanecido a diferentes contrastes de temperaturas, lo que finalmente haya afectado a su calidad.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...