LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo es el territorio donde se asientan los viñedos de la D.O de Bullas?.

De la tradición del vino de Bullas dan testimonio desde hallazgos arqueológicos hasta bodegas familiares en los sótanos de las casas. Bullas es una gran bodega natural en Murcia. Te invitamos a descubrir el paisaje de sus viñedos.

Denominaciones | 2016-01-12 10:42:35


En la Denominación de Origen de Bullas hay tres zonas típicas donde se asienta el viñedo. Estás zonas son ideales para el cultivo de las vid, tanto por los componentes del suelo como por sus factores climáticos.

La primera subzona, la Occidental y Noroccidental, incluye el 52% de los viñedos de la denominación y es la zona por excelencia de la D.O. Bullas. Se sitúa entre altitudes que oscilan entre los 500 y los 810 metros sobre el nivel del mar a los pies de la sierras. Incluye municipios de Bullas y Cehegín, parte de los términos municipales de Caravaca, Moratalla y pedanías altas de Lorca. Los vinos de esta subzona son considerados como los mejores de la denominación. La producción media es de 45 Hl. por hectárea.

Los viñedos de la segunda subzona, la Central, suponen el 40% de la denominación y se sitúan en altitudes de entre 500 y 600 metros. Se dividen entre tres municipios (Mula, Bullas y Cehegín). La producción varía entre los 13 y los 25 Hl. por hectárea.

En la tercera subzona, Norte-Noroeste , los viñedos se encuentran entre 400 y 500 metros de altitud y representan sólo el 8% del área de cultivo de la denominación. Comprenden los términos de Calasparra, Ricote, Bullas y Mula. La producción media es de 5-13 Hl. por hectárea.

Situándose entre el Mediterráneo y las sierras del interior de Andalucía, el área de la denominación posee veranos muy calurosos, a pesar de que el clima es generalmente más frío que otras denominaciones murcianas, con repentinos vientos helados procedentes de la sierra.

Los fuertes vientos y las heladas se producen esporádicamente entre los meses de octubre y abril. La temperatura media es de 15,6 ºC.

Periódicamente se producen lluvias torrenciales y tormentas, principalmente en septiembre y octubre.

El terreno es de tipografía accidentada con altitud ascendente de sur a norte. Esta tipografía no origina amplios valles, sino pequeños con microclimas propios. Los suelos sobre las laderas son marrones y son tan duros que necesitan ser abiertos mecánicamente antes de plantar las vides. Están constituidos por tierras pardo-calizas y de costra caliza, de bajo contenido en materia orgánica, buen drenaje y elevado nivel de caliza, así como de suelos aluviales, de características edafológicas muy variables.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...