LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo es un adecuado servicio del vino de Jerez?

El simple acto de disfrutar de una copa de vino de Jerez no es sino el colofón de un larguísimo proceso que comienza en la viña y que continúa en la bodega. Ofrecer un buen servicio del vino respalda el esfuerzo de muchas personas en el momento de su disfrute.

Servicio del Vino | 2014-12-19 13:57:16


Durante años, mucha gente experta ha puesto sus conocimientos y experiencia al servicio de una serie de procesos naturales sólo posibles en el Marco de Jerez. En este punto es donde se vuelve importante el servicio del vino, el último paso para el disfrute de este producto único, por lo tanto es normal que se cuide la presentación.

El clásico "catavinos" no es la copa ideal para degustar el Jerez, ya que a pesar de su tipicidad no es el recipiente idóneo para percibir en toda su plenitud todas y cada una de las características organolépticas de nuestros vinos.

En lugar de un catavinos, use una copa de vino blanco o incluso una copa de tinto. Lo importante es que se trate de una copa de cristal no muy grueso, incolora y de suficiente capacidad como para -llena por debajo de la mitad de su capacidad- permitirnos mover ampliamente el vino para extraer todos sus matices.

La forma debe ayudar a la concentración de los aromas, pero sin "ahogar" al vino, que debe abrirse y respirar en contacto con el aire. El tallo debe ser generoso, de forma que nos permita asirla sin calentar el vino.

¿A qué temperatura se debe servir el jerez?

Dependiendo de la época del año y de los gustos personales, se puede afirmar que no existen reglas obligatorias, excepto para el Fino y la Manzanilla, que deben servirse siempre bien fríos, entre 7 y 9ºC. No obstante, las temperaturas habituales de servicio para el resto de los Vinos de Jerez son las siguientes:

Pale Cream aproximadamente a 10º C.

Medium entre 10 y 11º C.

Cream aproximadamente a 13º C (aunque también resulta exquisito servido "on the rocks")

Amontillado y Oloroso seco entre 13 y 14º C.

Pedro Ximénez y Moscatel a unos 15º C.

Hay que tener cuidado puesto que el impacto del alcohol se hace excesivo a altas temperaturas de servicio y los vinos resultan con frecuencia algo pesados. Sirviéndolos a unos 12 ºC disponemos de cierto margen para que ganen temperatura en la copa y los hacemos más agradables de beber, sin merma de sus características genuinas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...