LLAMANOS 34 91 535 89 90

Cómo evaluar la calidad del vino

En la cata de vino se puede descubrir y describir el vino, color, nariz, cuerpo, contenido tánico, acidez, sabores, ¿pero cómo se juzga la calidad?

Cultura del Vino | 2014-08-06 11:38:56


Los buenos vinos son en principio equilibrados; ningún elemento de su composición debe parecer deficiente o excesivo. Pero hay que recordar que los constituyentes de este equili­brio variarán según el origen, la cepa y la añada. Y que no existe un estilo –ideal-.

En general, la concentración y la intensidad de los sabores son elementos positivos, pero no determinan por sí solos la calidad. Los grandes vinos ofrecen, además, una complejidad que da ganas de mantenerlos mucho tiempo en la boca. Por último, la persistencia del sabor es una indicación fiable de la calidad de un vino: los aromas y los sabores se expresan en el fondo de la boca y duran varios segundos una vez tragado el vino. Los vinos de calidad mediana tienen en cambio un «final» mucho más corto.

Esta etapa debe combinar una opinión subjetiva (le ha gustado o no le ha gustado ese vino) con una apreciación más objetiva de la calidad en relación al tipo de vino. Esta objetividad se ad quiere con la experiencia. También merece la pena anotar si el vino ofrece una buena relación calidad/precio, si está listo para ser bebido, si reclama un período de envejecimiento o si ha superado ya el momento de su apogeo.

Juzgar la calidad de un vino es una tarea ardua que también depende de quien la consume. Algunos factores de los explicados, además de los buenos valores de la cata, determinan si un vino es bueno o malo, En España, con gran variedad de regiones vitivinícolas y grandes profesionales en el sector del vino, fuera de las grandes marcas, nos podemos encontrar, en bodegas pequeñas, familiares y sin apenas difusión, vinos de altísima calidad y que en una cata a ciegas podrían vencer a algunos vinos de renombre, con un alto precio de producto.

Esto demuestra que una parte de la calidad del vino también es juzgada en parte por el renombre de las marcas. Y como siempre, "caro" no quiere decir que el producto sea bueno o superlativo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...