LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo fueron los sacacorchos y como son en la actualidad?.

Los sacacorchos han sido el artilugio más usado en el servicio del vino. Tanto diseño como comodidad han evolucionado a lo largo del tiempo. Te lo contamos.

Cultura del Vino | 2015-12-15 17:04:32


Con origen en los antiguos husillos de limpieza, que se modificaron para su empleo en la apertura de botellas de vino para quitar los tapones de corcho, cuando éstos dejaron de ser troncocónicos y salientes (que se podían extraer con la mano) para pasar a los corchos cilíndricos actuales, introducidos totalmente en el cuello de la botella y que requieren unos mecanismos específicos para su extracción.

Al principio se usaron pinzas como hasta hace muy poco o incluso actualmente se emplean para extraer los tapones de cava, a los cuales ya les salieron opciones basadas por ejemplo en la ley de la palanca.

Los modelos y las decoraciones de los sacacorchos de husillo han sido muy variados, unos de ellos incluyendo brochas de limpieza del exterior del corcho y del gollete de la botella (como solía ocurrir a principios del siglo XIX) y otros con distintas empuñaduras, recordando distintos objetos e instrumentos relacionados o no con el mundo del vino, como son los sacacorchos de tonelillo, de grifo, de fuente, de molinete, de acordeón o fuelle, de torniquete, etc, muchos de ellos históricos y ampliamente recogidos en más de un museo del vino.

Pero no debemos olvidar tampoco los antiguos sacacorchos cuyos sistemas de funcionamiento están todavía de actualidad. Actualmente existe un nuevo grupo de sacacorchos de aguja y presión que están sustituyendo en algunos casos a los de husillo.

También es cierto que la complejidad y la técnica de la palanca para reducir la fuerza necesaria para extraer los tapones, ha dado lugar a una nueva generación de sacacorchos de husillo extremadamente cómodo.

Realmente los primeros sacacorchos eran unos instrumentos basados en el principio de la barrena, en algunos casos de múltiples dimensiones y longitudes, engarzados como las actuales llaves halen, que pronto pasaron a ser figurativos y luego con diseños más ergonómicos para terminar en el clásico sacacorchos abrebotellas en muchas ocasiones con una pequeña navajilla, denominado sacacorchos de tipo camarero (con dos puntos de apoyo) que se basa en el antiguo sacacorchos de navajilla (con un solo punto de apoyo). Luego evolucionó a sacacorchos del mismo tipo pero articulados que son de los que se utilizan actualmente y que son muy funcionales.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...