LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo se pueden clasificar los vinos?

Existen diferentes clasificaciones para los vinos, pero sobre todo hay tres que resultan más prácticas y generales:

Producción de Vino | 2014-09-23 12:25:15


1.- Clasificación General: es la más usada y la más importante. Clasifica a los vinos según su  forma de elaboración, abarcando todos los tipos posibles.

2.- Clasificación por Edad: basada en diferenciar los vinos por sus periodos de reposo en  bodega antes de salir al mercado.

3.- Clasificación por Grado de Dulce: el contenido en azúcares del vino determina su  encuadramiento. Es usual en vinos generosos y espumosos.

1.- Clasificación General:

a) Vinos tranquilos:

Su contenido alcohólico oscila entre un mínimo de 9º y un máximo de 14.5º.

Generalmente son secos. Su proceso de elaboración guarda muchas características comunes.

Por su importancia a nivel de consumo mundial de vinos, definiremos los tres tipos de vinos  tranquilos:

Blanco: Es el obtenido a partir de uvas blancas. Aunque es poco frecuente, también puede  ser obtenido a partir de uvas tintas de pulpa no coloreada a las que se les separa el hollejo (piel  de la uva, parte externa, cubierta).

Tinto: Es el obtenido a partir de uvas tintas a las que no se les ha separado los hollejos.

Rosado: Es el obtenido a partir de uvas tintas a las que se les ha separado parcialmente los  hollejos. También puede provenir de mezcla de uvas blancas y tintas.

b) Vinos especiales:

Generosos

Licorosos generosos

Dulces naturalesmistelas

Espumosos naturales

Gasificados

De aguja

Enverados

Chacolís

Derivados vínicos: vinos aromatizados, vermuts, aperitivos vínicos.

Suelen ser dulces o semidulces, hay pocos secos, y frecuentemente con un elevado  contenido alcohólico, que en muchos casos es de adición. Su proceso de elaboración suele  ser muy diferente de unos tipos a otros.

2.- Clasificación por edad:

a) Vinos Jovenes:

Son los que no han tenido ningún tipo de crianza en madera o esta crianza ha sido mínima.  Son vinos que conservan mucho las características varietales de las uvas de las que proceden  y de consumo ideal en los 12-24 meses después de la vendimia. Es frecuente encontrar a los  tres tipos ( blanco, rosado y tinto ) como vinos jovenes.

b) Vinos de Crianza:

Han pasado un mínimo de crianza entre madera y botella. Son vinos que desarrollan, además  de las características varietales de las que proceden, otras características organolépticas  debidas a este periodo de envejecimiento.

Su consumo ideal varía dependiendo de varios factores, pero por lo general es de más o  bastante más largo plazo que los vinos jovenes (normalmente entre 3 y 10 años, aunque  algunos aguantan hasta 20). Los vinos de crianza, en su mayoría, son tintos aunque también  hay muchos blancos y es raro encontrar rosados.

Dentro de los vinos de crianza, según la reglamentación de las denominaciones de origen  españolas, hay tres subtipos: Cada Consejo regulador de las diferentes denominaciones de origen (D.O.) establece unos periodos de tiempo determinados para cada  categoría. Los periodos aproximados de la crianza se mueven en estos márgenes:

Crianza: Mínimo de seis meses en madera y hasta dos años en botella. Crianza será tanto  el vino que tiene un año en madera y otro en botella como el que tiene 18 meses en madera y  6 en botella.

Reserva: Mínimo de un año en madera y hasta tres años en botella.

Gran reserva: Mínimo de dos años en madera y hasta cinco en botella.

3.- Clasificación por grado de dulce:

a) Vinos secos

Son aquellos que continen < 5 gramos/litro azúcares.

b) Vinos semisecos

Son aquellos que contienen 5-15 g/l azúcares.

c) Vinos abocados

Son aquellos que contienen 15-30 g/l azúcares.

d) Vinos semidulces

Son aquellos que contienen 30-50 g/l azúcares.

e) Vinos dulces

Son aquellos que contienen > 50 g/l azúcares.

(*) Son valores medios. Cada país, región o D.O. de vinos determina con exactitud en que horquilla se sitúa cada tipo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...