LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo servir bien el cava con el que vas a brindar esta navidad?

El cava ya es un clásico de estas fechas y hay que saber servirlo bien para quedar bien como anfitriones, te contamos como hacerlo.

Servicio del Vino | 2014-12-23 13:10:50


Degustar el cava a la temperatura apropiada es uno de los pequeños secretos para disfrutarlo plenamente. El cava debe servirse entre los 5º y los 8º, siendo los jóvenes y ligeros los que se servirán más fríos.

En el caso de no haber podido disponer de suficiente tiempo para enfriar la botella en el refrigerador, podemos sumergirla en un cubo con hielo y agua, y solamente en unos 15 minutos, adquirirá una temperatura de unos 6º C que es la ideal para el consumo. También es un buen método para conservarla fresca durante su consumición.

A continuación, la secaremos con una servilleta y la presentaremos a los comensales. Con la botella en posición vertical, se retirará la parte superior de la cápsula mediante la cinta de desgarre y se extraerá el morrión metálico, sujetando el tapón de corcho con el dedo pulgar de manera que no pueda desprenderse de forma violenta.

Lo primero de todo es tener cuidado ya que se trata de bebidas gaseosas y por tanto suelen tener una presión considerable. Debemos extremar las precauciones a la hora de abrirlas y evitar las aperturas violentas o agitar las botellas.

Para evitar que se nos resbale lo mejor es que sujetemos la botella con un trapo limpio. Primero le quitamos el papel o aluminio que cubre el cuello de la botella y a continuación retiramos la "malla" o alambre que recubre el corcho, para su seguridad.

Con mucho cuidado, sujetamos el corcho y lo vamos girando lentamente (sin cambiar la dirección de giro, para evitar que el corcho se rompa), y hacemos un poco de fuerza hacia arriba mientras seguimos girando el corcho hasta que salga.

No hay que soltar el corcho nunca de la mano, dejando que salga libremente.

En el momento del descorche, la botella se inclinará unos 45º para evitar la pérdida de espuma. La botella se sostiene con una mano y se hace girar sobre el tapón de corcho para extraerlo suavemente, sin ruido.

También es útil, en caso que el tapón se resista, disponer de unas tenacillas especiales para abrir las botellas de vinos espumosos.

Se secará el gollete de la botella con una servilleta limpia o con el espejo (parte inferior del tapón). También debe olerse para comprobar el estado de conservación del corcho.

Se escanciará un poco en una copa y se procederá a su degustación. Si está correcto, llenaremos las copas, haciendo resbalar el líquido por las paredes de las mismas, hasta alcanzar un máximo de 2/3 de su volumen total. Esta operación se puede realizar en dos tiempos para que no rebose espuma.

El Cava debe servirse sosteniendo la botella por su base, como se aprecia en la imagen. Esta es la posición más cómoda para servir también las botellas grandes, tamaño magnum (150 cl).

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...