LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cómo tratar algunos problemas en las barricas de vino?.

El mantenimiento de las barricas del vino es fundamental para asegurar una buena crianza del vino, por lo tanto hay que protegerla de la sequedad, el moho o la acidez.

Cultura del Vino | 2016-08-03 16:38:29


Se necesita tener acondicionada una sala o nave de crianza, ya sea, subterránea o a nivel del suelo siempre que esté aclimatada para mantener una temperatura constante durante todo el año entre 10-12ºC.

Es normal y común tomar acciones como por ejemplo cuando va a realizar el trasiego, generalmente cada 6 meses, se vacía la barrica y se lava con agua caliente a 60 ºC y después de dejarla escurrir se adiciona una pajuela de sulfuroso para eliminar los microorganismos que pudiera haber en el medio.

Si se opta por la compra de barricas ya usadas, hay que tener en cuenta el vino que ha tenido, es decir, si ha sido sometida a mohos o avinagramientos.

Vamos a ver algunos ejemplos:

Barricas resecas.

Las fibras secas de la madera contienen las sustancias (que se aportan al vino) en forma de sustancias no solubles. Por eso, la madera debe mojarse e hincharse.

Se llenan las barricas con una disolución de agua y NaOH al 0,2% y se deja durante 6-8 días. Después se vacía, se llena con agua limpia y se deja otra semana.

Por último, se repite el proceso con agua sulfitada (2% o más).

Barricas con mohos.

Los mohos pueden aparecer en el exterior de la barrica y llegar a penetrar hacia el interior. Si el moho ya ha penetrado en la madera, hay que eliminar la capa atacada mecánicamente (desmontando la barrica si es necesario).

También se puede tratar con vapor de agua muy caliente o con sustancias químicas (bisulfito cálcico al 20%/2-3 días + ácido sulfúrico al 0,1%/2 días + enjuague con agua + sosa al 0,2%/2 días + enjuague con agua).

Barricas acetificadas.

En las barricas que han contenido vino picado, estropeado, la madera contiene bacterias acéticas y vinagre.

Para eliminarlas, hay que hacer un tratamiento con vapor hasta que la madera se note caliente por fuera, durante las veces que sean necesarias hasta que el agua salga limpia. Si no se tiene vapor de agua, utilizar productos desinfectantes.

En cuanto al mantenimiento general de las barricas:

-           Antes de introducir el vino deben estar limpias, sulfitadas y secas.

-           El vino introducido debe llenar totalmente la barrica.

-           Después de llenar la barrica, se debe girar ligeramente de forma que el tapón quede cubierto con el vino para evitar la entrada de aire.

-           Después de trasegar, lavar con agua fría, azufrar, dejar escurrir una semana, volver a azufrar y tapar. Si no se azufra cada mes, llenar con agua sulfitada (50 g/Hl).

-           Es bueno hacer rellenos periódicos.

-           Conviene analizar periódicamente muestras al azar para conocer la evolución del vino (cata, acidez, SO2 libre, etc.).

 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...