LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Con qué vinos armonizan la fabada asturiana?

Son muchas las dudas que surgen a los amantes del buen comer sobre que vinos armonizan o maridan con un plato u otro. En este caso, quiero recomendaros un vino que incrementará el disfrute de un buen plato de fabada asturiana. Autor: Daniel Hernández.

Historias del Vino | 2016-12-20 09:09:22


Saludos amigos!

Esta semana seguiremos con otro gran clásico del recetario popular, la Fabada Asturiana.

Claro ejemplo de cómo una opción local se convierte en universal, reconstituyente gastronómico de las duras jornadas de invierno. Según los puristas, no sirve cualquier tipo de faba, las "fabas de la granja" son las más apropiadas por sus características. Para cerrar su composición, tenemos al "compagnu" o compañero que se basa principalmente en morcilla curada asturiana, lacón, chorizo y tocino que contribuyen a hacer de la fabada una intensa propuesta culinaria.

Para armonizar, lo más fácil sería recurrir a la sidra, por mí parte busco un punto más en la elección del vino, pretendo crear una simbiosi más allá de la cuchara y la copa.

En este caso he considerado oportuno casar a dos supervivientes de nuestra tierra, la fabada y la garnacha tinta, dos claros ejemplos de superación y adaptación . Su capacidad para reinventarse les ha llevado del olvido a la fama. Es la unión de dos universos rurales que nos ofrecen su mejor versión en la mesa. Nos desplazamos de Asturias a la Comunidad de Madrid, concretamente a San Martín de Valdeiglesias, en la Sierra de Gredos y dentro de la D.O. Vinos de Madrid y casi a 900 mts. de altitud para descubrir Las Moradas de San Martín y su Initio 2010, una garnacha con un paso por barrica y fudres de 14 meses.

La altitud de las cepas y la tipología del suelo granítico, le cofieren una frescura y mineralidad que le permite dar un buen paso a la fabada, por otra parte, y teniendo en cuenta la opulencia del plato, los bajos rendimientos al que se expone la viña dan una mayor concentración de sabores, la fruta negra y una buena carga tánica le dan suficiente ánimo para seguir el ritmo de la fabada. Una garnacha con cuerpo, larga y persistente para las duras tardes de invierno con un buen "compagnu".

Salud y buen provecho!

 


    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...