LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Condiciona la altitud a la calidad de los vinos de la Denominación de Origen de Uclés?.

Al oeste de la provincia de Cuenca y al noroeste de la provincia de Toledo se sitúa la zona vinícola de la Denominación de Origen Uclés, con uno de los cultivos de viñedo más altos de Castilla la Mancha.

Denominaciones | 2016-05-26 13:18:57


En la mitad occidental las vides se encuentran entre 500 y 800 metros de altitud y en la mitad oriental entre 600 y 1.200 metros, separadas ambas partes por la Sierra de Altomira.

Esta ubicación hace que el clima sea más bien continental y con un régimen de precipitaciones mediterráneo, en general de menos de 500 mm. Todos estos factores determinan unas condiciones ideales para el cultivo de la vid confiriéndole unas características muy particulares.

Los suelos son variados, desde arenoso a franco arenoso, profundos en su mayor parte, en los ríos que bañan la zona el Riánsares y Bedija, los suelos son de textura franco arcillosa.

La D.O de Uclés es una de las denominaciones de origen más altas en Castilla la Mancha, como consecuencia el ciclo de  crecimiento de la planta se alarga, alcanzado una madurez alcohólica más lenta, un pH más  bajo y una menor acidez cuando la uva todavía no ha alcanzado su desarrollo total.

A mayor altura, se garantizan los saltos térmicos entre el día y la noche. Esto  influye en la uva, que bajo los efectos del sol acumula azúcares que se transforman en  alcohol, mientras que durante la noche las temperaturas más frescas influyen en la  acumulación de la acidez de la materia prima y en el desarrollo de aromas. Hay una  concordancia con la maduración alcohólica y la maduración de la piel.

Con la altitud, los cambios de térmicos y las lluvias refrescantes, conseguimos que  la maduración alcohólica y polifenólica coincidan, aumentando la calidad. Los vinos tienen  una vida más larga en botellas y aumentará la calidad de estos.

De estructura moderna, con la frescura y redondez que aporta la perfecta madurez del fruto en estas latitudes, y de profunda complejidad y enorme limpieza frutal en el caso de su paso por maderas de roble. Se distinguen tres tipos de vinos tintos:

Jóvenes, con maceraciones mínimas de 4 días. Cuando los vinos jóvenes se sometan a un breve periodo de envejecimiento y se desee hacer referencia al mismo, dicho periodo no podrá ser inferior a dos meses.

De Crianza, con maceración del mosto en presencia de los hollejos de al menos 7 días. El período de envejecimiento será de al menos dos años, con un mínimo de seis meses en barrica de roble.

De Reserva, con maceración del mosto en presencia de los hollejos de al menos 7 días. El período de envejecimiento será de la menos tres años, con un mínimo de doce meses en barrica de roble.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...