LLAMANOS 34 91 535 89 90

Conoce los vinos del mundo: el vino Spätburgunder.

Lo que el Riesling es en calidad para los vinos blancos, lo representa el Spätburgunder (Pinot Negro) para los tintos: vinos para satisfacer las más altas exigencias.

Vinos del Mundo | 2016-06-17 12:36:52


La  variedad Spätburgunder o Pinot  Negro pertenece  a  la  familia  de  las  uvas  Pinot, una de las primeras variedades obtenidas a partir   de   viñas   silvestres   en   la   parte occidental  de Europa  Central.  A  la  región del  Lago  de  Constanza  llegó  alrededor  del año   900.   En   la región   de   Rheingau  comenzó a cultivarse en el siglo XIII. 

En Alemania se cultivan  unas 11.800 hectáreas  de  Spätburgunder, lo que representa más del diez por ciento del total de las parras en el país. La mayoría de los viñedos   de Spätburgunder se halla en Baden (casi   5.900   hectáreas) y en el Palatinado  (casi  1.600  hectáreas).  Otras regiones  importantes de  cultivo son Rheinhessen,  Wurtemberg,  Rheingau  y  la cuenca del Ahr. 

Esta noble y muy antigua  variedad  exige muchos cuidados  y plantea  grandes exigencias al clima y el suelo. Los mejores resultados los da en ubicaciones “Riesling”, es  decir, las  mejores.  Si  las  condiciones para  su crecimiento son buenas,  la Spätburgunder desarrolla  su  plena  forma  y retribuye  los esfuerzos con  los más  hermosos tintos del mundo. La variedad es  criada  mayormente  como  tinto  seco, en parte también con un cierto azúcar residual.

A   veces se encuentran Spätburgunder rosados  y  también  cavas.  Si  las  uvas  son  prensadas  inmediatamente  después  de  la cosecha,  a  partir  del  jugo  blanco se  puede producir  también  un  “blanc  de  noirs”,  un vino  blanco  de  uvas  tintas.  Las  calidades superiores  son  criadas  por  los  vinicultores también en barrica. 

El sabor de los vinos hechos con uva Spätburgunder  es  amplio  y  aterciopelado; su  aroma,  frutal  y  con  reminiscencias  de almendra.  El Spätburgunder  típico  posee un aroma ligeramente dulzón, que recuerda a  frutas rojas,  desde  la  fresa,  pasando  por la  cereza  y la  zarzamora  hasta  la  grosella negra. En los vinos criados  en  barrica  se agrega  la  presencia  de  sabores  de  vainilla y canela.

El Spätburgunder moderno, de un  rojo fuerte,  más taninos, menos ácido y a menudo  corto  almacenamiento  en  barricas pequeñas, cobra  hoy cada  vez  más importancia.  Los  vinos Spätburgunder son ideales  para  el  invierno.  Se  los  bebe  a temperatura  ambiente  de  16  a  18  grados centígrados.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...