LLAMANOS 34 91 535 89 90

Conoce un vino de calidad en la tierra de Valdejalón.

Valdejalón es una zona de contrastes, vertebrada por el río Jalón. Valdejalón tiene un peculiar microclima y ecosistema favorecedor para el cultivo de la vid; al cual deben los vinos y los vinos de licor elaborados la gran reputación alcanzada.

Cultura del Vino | 2016-10-31 16:28:56


Su paisaje evoluciona y cambia desde los entornos esteparios y mesetas hasta los humedales de  sus sotos y riberas. Esta zona coincide con los municipios que discurren en el tramo  medio del río Jalón (La Almunia de Doña Godina, Calatorao, Épila, etc.) además de  otros ríos de las comarcas del Aranda y Ribera Alta del Ebro.

La tradición vitivinícola de la zona de Valdejalón es incuestionable, como lo prueban las numerosas referencias que sobre esta zona y sus vinos pueden encontrarse en documentos históricos, estudios y libros.

Se pueden destacar entre ellas, que en 1798 D. Ignacio Jordán de Asso, padre de la  economía moderna en Aragón; escribe “… la villa de Calatorao, que tiene actualmente  de nueva plantación 741 cahizadas en una cañada confrontante con términos de La  Almunia. Estas viñas deben su principio a la generosidad del Cabildo, que para alentar  a los vecinos a que plantasen cepas en aquella partida, los hizo libres de décima y  primicia por diez años, cuya gracia se prorrogó por otros tres, y en el día ya percibe el  Cabildo cerca de mil escudos anuales de décima: pues sin la exención de tributos no  hay que esperar del pobre labrador”.

También señala que la cosecha de vino en La Almunia “sube a 8 mil alqueces de a 12  cántaros. No es tan copiosa la de Epila, que está reducida al que produce en el  término de Suñén, todo de secano, pero es de muy buena calidad. Madoz, a mediados de XIX habla de la abundante producción en la zona pero escasa  comercialización. Comenta que debido a la epidemia de filoxera en Francia a partir de 1868 surge un acuerdo comercial con el vecino país provocando un incremento notable de la producción en la comarca del Jalón Medio. “Los viticultores aragoneses 4vendían directamente su producción en sus propias localidades a comisionistas de casas francesas que se desplazaban allí con objeto de comprar vino. Estos comisionistas residían en diversas localidades, normalmente con estación de ferrocarril o con producciones importantes, y organizaban el transporte del caldo hasta su destino, que era sobre todo la zona de Burdeos y Cette”.

Aunque antes de la Guerra Civil se comienzan a gestar diversos proyectos  cooperativos de diversa índole en el medio rural, no es hasta después de la guerra y  ante las duras condiciones de la vida rural en las décadas de los ‘40 y ‘50, cuando se  incrementa la importancia del cooperativismo agrario y sobre los antiguos sindicatos  se organizan principalmente bodegas y almazaras cooperativas.

Entre 1944 y 1965 se crearon casi todas las cooperativas vinícolas en España y la zona de Valdejalón no fue una excepción.

En los años ‘70, la superficie de vid cultivada en Valdejalón ascendía a 16.300 Ha  (sólo superada por Calatayud y Cariñena). Había 16 bodegas en Morata, 7 en La Almunia, 6 en Epila, 5 en Calatorao, 5 en Ricla, 4 en Lumpiaque, 1 en Jarque, 1 en Mesones, 1 en Tierga.

Las marcas que se comercializaban eran: Cosanse, Doña Godina, El Botiguero, Campo Royo, Campo Grande, Aragón, Valdiñón, Cerro Negro,

Con el objetivo de defender los intereses de las bodegas de la zona, se creó la Asociación de Vino de la Tierra Valdejalón que ha agrupado a la mayor parte de las bodegas de la zona durante los últimos años.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...