LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces el decreto que reconoce el vino como bebida nacional en Argentina?.

El reconocimiento del vino como bebida representativa de la Argentina fue el resultado de las gestiones por parte del Fondo Vitivinícola Mendoza y de la Corporación Vitivinícola Argentina, realizadas en el ámbito del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, en la figura de Julián Domínguez, y su Instituto Nacional de Vitivinicultura.

Blog del Vino Argentina | 2015-02-09 17:24:21


La declaración del Vino Argentino como Bebida Nacional es el resultado de un gran trabajo en conjunto, fruto de la alianza entre el sector público – Estado nacional y provincial, universidades, instituciones de ciencia y técnica – y las empresas e instituciones del sector privado que desde hace años apuestan al crecimiento de la actividad vitivinícola a partir de los postulados establecidos en el Plan Estratégico Vitivinícola 2020

Aspectos fundamentales del Decreto Nacional 1800

Entre los valores importantes, el decreto subraya que “el vino es un elemento básico de la identidad argentina y un producto alimenticio de consumo masivo que, por sus cualidades nutricionales comprobadas, integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales, culturales y económicos del país”.

El texto resalta que “el auge de la vitivinicultura en Argentina es un factor determinante en el desarrollo de las provincias productoras de vino”, generando otras actividades que inciden en las economías regionales “como el turismo, la gastronomía, la hotelería, la metalmecánica, la generación de otras industrias y actividades de servicios, dando lugar a un cluster competitivo y dinámico”.

Establece que:

•En todos los eventos y actividades culturales, sociales o deportivas de carácter oficial o que se encuentren previstos en las agendas oficiales nacionales o internacionales, deberá preverse la presencia de la expresión, imagen, e isologo del Vino Argentino Bebida Nacional y la promoción de dicha bebida y sus tradiciones. Al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, se le encomienda el diseño de la imagen e isologo del Vino Argentino Bebida Nacional como así también la elaboración y coordinación del plan de acción para su utilización.

•Se instruye al Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, al Ministerio de Turismo y al Instituto Nacional de Vitivinicultura para que, en su ámbito y bajo la coordinación del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, desarrollen las acciones que permitan garantizar la logística necesaria para la entrega del Vino Argentino Bebida Nacional en oportunidad de la realización de aniversarios patrios o en actividades oficiales del cuerpo consular.

Una marca para todos

El Ministerio de Agricultura de la Nación autorizó el uso del isologo en los envases. El Instituto Nacional de Vitivinicultura controlará su aplicación. La utilización del isologo de “Bebida Nacional”, que es voluntaria y debe cumplir determinadas normas de implementación, representa para las empresas un sello distintivo. El hecho de que el vino sea reconocido como tal demuestra que la actividad vitivinícola es bandera en términos simbólicos pero también porque es un sector con una organización institucional en vías de consolidación, con planes de desarrollo de largo plazo, con creciente penetración en mercados externos y con la posibilidad de incorporar otras actividades económicas al tiempo que se desenvuelve el negocio vitivinícola, tal es el caso del turismo, los servicios logísticos, la profesionalización de los recursos humanos, entre otros.

Las empresas que desean incorporar a su imagen el isologo de “Bebida Nacional” deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

- La adhesión a la utilización del isologo es voluntaria.

- La utilización del isologo no significa una cualificación del producto sino el reconocimiento a una cadena de valor.

- El isologo se puede utilizar en el vestido del producto (envase, etiqueta y contra etiqueta, etc.) o en cualquier otro dispositivo de comunicación (folleto, collarines, cenefas, materiales de punto de venta, etc.).

- El tamaño mínimo en que debe aparecer el isologo en los envases es de 12ml x 12 ml.

- Está prohibida la alteración del diseño o formato del isologo.

- Está prohibida la utilización del isologo en productos importados y no puede registrarse como parte del conjunto marcario.

- Su empleo no exime del cumplimiento de normas vigentes para la identificación y comercialización de los productos vitivinícolas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...