LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces el exquisito vino de Barolo?.

El Barolo es un vino del norte de Italia con Denominazione di Origine Controllata e Garantita (DOCG), producido en la provincia de Cuneo al sudoeste de Alba, dentro de la región del Piamonte.

Cultura del Vino | 2016-03-14 17:34:09


Se obtiene de la fermentación de uvas Nebbiolo en sus variedades Lampia, Michet o Rosé, y es a menudo descrito como uno de los grandes vinos de ese país. Toma su nombre de la noble familia Falletti, marqueses de Barolo, que iniciaron su producción en sus viñedos.

Barolo, un pequeño pueblo medieval con apenas 733 habitantes. Uno de sus castillos, porque el pequeño pueblo cuenta con dos, construido en el siglo XI, alberga un Museo del Vino, que recoge la historia y la especial idiosincracia de esta zona, que vive por y para el vino. Dentro del castillo también hay una enorme biblioteca, y parte del patrimonio que la familia Falletti ha ido acumulando durante siglos, y que allí se puede admirar.

El Barolo se encuentra en altitudes que llegan a los 500 m, su suelo aunque está formado por gravas presenta considerables diferencias en toda la región de Piamonte, la gran sensibilidad de la Nebbiolo a estos cambios junto su dificultad para madurar y a los microclimas nos da una enorme variabilidad en sus vinos.

Los grandes negociantes mezclaban y mezclan uvas de diferentes zonas para producir un Barolo perfecto. La rotura de este sistema a partir de los años sesenta con creación de los vinos “Parcelarios” ha supuesto una verdadera ruptura entre los productores tradicionalistas y los innovadores.

Los vinos Barolo son vinos tintos robustos, con gran cuerpo y muy secos, es decir que son poco dulces. Contienen un alto nivel de acidez y un alto grado de alcohol y de taninos. La fermentación del vino se obtiene de las pieles de la uva durante al menos tres semanas, extrayendo grandes cantidades de taninos y luego es criado en grandes barricas de madera durante años. Con el fin de apuntar a los gustos internacionales actuales, que prefieren sabores y aromas más afrutados, con menos esperas  y más fáciles de beber, varios productores comenzaron a reducir los tiempos de fermentación a un máximo de diez días y a criar el vino en barricas nuevas de roble francés.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...