LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces la Denominación de Origen del vino de Mondejar?.

La Denominación de vino de MONDEJAR comprende los municipios de Guadalajara de Zorita, Albares, Almoguera, Almohacid de Zorita, Driebes, Escariche, Escopete, Fuentenovilla, Illana, Loranca de Tajuña, Mazuecos, Mondejar, Pastrana, Pioz, Pozo de Almoguera, Sacedon, Sayaton, Valdeconcha, Yebra y Zorita de Canes lo que en total forma una extensión de 93.962 Has.

Denominaciones | 2015-07-22 16:46:26


La zona de producción abarca 2.100 Ha. que se dividen en 1.423 en el Término de Mondejar, y 240 Ha. en el Término de Sacedón. Situada en el suroeste de la provincia de Guadalajara pertenece a la Depresión del Tajo en su tramo oriental. Este río, en parte convertido en un enorme embalse (mar de Castilla como se le conoce) y el Tajuña son los cauces que discurren por la zona, en dirección NE-SO.

Fisiográficamente constituye una zona de transición entre el borde meridional de la Alcarria y la Mesa de Ocaña, participando, en su geomorfología, de ambas comarcas: formaciones tabulares y ríos encajados, por una parte y extensas rampas de erosión con amplias llanuras arcillosas por la otra.

La altitud media de la zona es considerable (800 m.) y su climatología corresponde a un tipo mediterráneo templado con elementos de continentalidad. Precipitaciones medias que, según zonas, varían de 400 a 600 mm. anuales y temperaturas extremas bastante rigurosas (máximas absolutas de 40ºC y mínimas absolutas que pueden descender por debajo de los -10ºC), con unas medias de 13,5ºC.

El paisaje es ondulado de pendientes suaves y los suelos, de color rojizo, son profundos, de texturas medias, reacciones básicas, pobres en materia orgánica y nitrógeno y ricas en caliza activa y en Potasio.

Según Ortego Gil en su obra Aproximación histórica a las ferias y mercados de la provincia de Guadalajara (1990) dice que Mondéjar el-a uno de los municipios de Guadalajara que más vino producía a finales del siglo XVI.En el Catastro del marqués de la Ensenada (1752), se dice de Mondéjar que las tierras eran todas de secano y que las viñas ocupaban unas 1.300 fanegas, de las cuales 300 eran de buena calidad, 700 de mediana calidad y 300 de mala calidad (es decir, ocupaban en torno al l5 de la superficie cultivada total).

 En los Amillaramientos de 1863 se constata la pervivencia del cultivo de la vid, e incluso se aprecia un aumento significativo de la superficie vitícola del municipio, pues entonces ocupaba dentro del término algo más de 2,000 fanegas. El cultivo de la vid llega a ser tan significativo, que la uva comienza a ser fuente de comercialización, teniendo su mayor exponente en las sucesivas bodegas que se van creando a lo largo del primer tercio del siglo XX.

Se produce fundamentalmente la uva cencibel (el 50% ) y la Malvar (30%), de las que salen los vinos tintos, siendo las restantes de los tipos Torrontés, Garnacha y Macabeo, aunque la Cencibel es la que crece.

De la Cencibel (un 80%) y de la Malvar (un 20%) se extraen los vinos tintos, caracterizados por tener un color rubí, de 13-14°, de aroma suave y equilibrados. De la Malvar (un 70%) y de la Airen (un 20%) se sacan los vinos blancos, caracterizados por tener un color oro pálido, de 11°. de aroma suave y afrutado y de aspecto elegante. El vino rosado se presenta como un tipo intermedio entre el blanco y el tinto, 12°, obtenido a partir de una selección de mostos de yema procedentes de la variedad Cencibel, destacando por su fragancia y sabor afrutado.

En consonancia con el gusto europeo, existen en Mondéjar también los llamados vinos jóvenes afrutados, en blanco, procedentes de la uva Malvar, o bien en rosado, procedente de la uva Cencibel, ambos distinguidos por un aroma fresco, ligero y afrutado.

El 60% de la producción total de vino mondejano, a granel, se dirige al mercado de la Rioja, y el 40% restante se vende embotellado (principalmente por parte de las bodegas particulares) a los mercados de la zona centro. La comercialización del vino mondejano se hace a través de Cooperativas y Bodegas privadas. Todas ellas superconocidas progresivamente, dando una imagen de dinamismo empresarial modélico, que les hace destacar en la actividad económica de toda la provincia.

La duración mínima del proceso de crianza, será de dos años, de los cuales, al menos seis meses el vino permanecerá en envases de madera de roble de capacidad aproximada de 225 litros.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...