LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces la región de producción del vino italiano Lambrusco?.

Vino popular y comercial, Tiene cierta fama de gustar a quienes no les gusta el vino y además su bajo precio hace que se le considere un vino de baja calidad, cosa que no es para nada cierta. Pero para probar un buen lambrusco hay que ir a su región de origen.

Vinos del Mundo | 2016-01-07 12:58:45


Los viñedos de lambrusco se cultivan en una zona situada entre las provincias de Módena y Reggio Emilia.

Esta variedad deriva de una vid silvestre que los latinos llamaban labrusca vitis y que crecía de forma espontánea en las zonas sin cultivos. De la variedad lambrusco, que ya se conocía en la época etrusca y romana, encontramos rastros en las obras de Plinio, Catón y Pier de’ Crescenzi. En el transcurso del tiempo, el cultivo de esta vid silvestre ha ido produciendo un vino conocido y estimado en todo el mundo, gracias a sus inconfundibles características. Actualmente, ya son cinco las DOC reconocidas para este caldo, y cuatro de ellas se producen en Emilia-Romaña.

Los tipos de lambrusco se diferencian tanto por la zona de producción como por la variedad de uva empleada en su elaboración. En la zona de Módena –territorio «histórico» del tinto de aguja– se producen el lambrusco di Sorbara (que recibe también el nombre de «lambrusco de la viola», por su característico perfume), el lambrusco salamino di Santa Croce (la variedad que más se cultiva) y el lambrusco grasparossa di Castelvetro. En la provincia de Reggio Emilia se obtiene la DOC del reggiano lambrusco; y en la de Mántua la del lambrusco mantovano, con las subzonas viadanese-sabbionetano y oltrepò mantovano.

La vinificación de esta DOC, en sus dos versiones se realiza mediante refermentación del producto de base al fin de obtener la formación de espuma. Se utilizan mostos de uva o mostos concentrados procedentes de uvas adecuadas para la producción de este vino.

Ésta es la única metodología autorizada: no está permitido añadir, ni total ni parcialmente, anhídrido carbónico que no derive de un procedimiento de refermentación natural. Una vez acabada la refermentación, el vino frisante que se ha obtenido se enfría, se filtra y, manteniendo la temperatura baja, se envía al embotellamiento. El embotellamiento para estos vinos es isobárico, es decir, se produce en presencia de un gas con presión contraria respecto a la del anhídrido carbónico contenido en el vino.

En cuanto a las características organolépticas, el lambrusco presenta color rojo o rosado, un olor típico de afrutado a floral, una acidez discreta, una gradación alcohólica mínima de 10,5 o 11 y un gusto que puede resultar seco/abocado/dulce/amable, según los tipos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...