LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces la región vitivinícola de las Tres Riberas?.

Descubre en la zona del Vino de la Tierra de las Tres Riberas. Una zona fértil de producción de la vid que engloba las riberas de los ríos Arga, Ega y Aragón.

Denominaciones | 2016-08-03 10:04:36


Esta zona geográfica de producción, está constituida por los terrenos ubicados en los términos municipales pertenecientes a la Comunidad Foral de Navarra, excepto aquellos acogidos a la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Su diferencia se halla en su especial clima, que constituye el fuerte para una viticultura diferente. El clima de la zona amparada posee la peculiaridad, de ser una zona de confluencia de 3 tipos de climas: continental, mediterráneo y atlántico. El choque de estos hace que exista una cierta variabilidad climática en las distintas áreas de producción.

Debido a esta confluencia el clima se define como mediterráneo-continental, con fuertes oscilaciones de temperatura entre los inviernos, fríos, y los veranos, calurosos.

Aislada de los mares por los Pirineos, las montañas Vasco-cántabras, el Sistema Ibérico y las Cordilleras Catalanas, recibe por tanto, pocas precipitaciones y escasa influencia reguladora de las temperaturas. Además sopla con frecuencia el cierzo, frío en invierno, refrescante en verano, desapacible y turbulento y gran activador de la evaporación, lo que provoca una cierta sequía estival, que va incrementándose progresivamente del norte al sur de la zona productiva.

La pluviometría varía de zonas secas subhúmedas a zonas secas semiáridas, con precipitaciones que oscilan entre 700 y 450 mm según se trate de la parte más septentrional o la más meridional. Su régimen es claramente equinocial y el número de días de precipitación varía entre 100 y 70. La insolación supera las 2.500 horas al año y los valores térmicos anuales son de 14-15°C.

Al margen de los factores naturales, la elaboración de vinos de calidad se basa, en primer lugar, en el “saber hacer” de los productores locales de uva. Debido a lo larga tradición vitivinícola de la zona productiva, los viticultores cuentan con una dilatada experiencia en el manejo de sus parcelas. Dada la variabilidad climática y de suelos de la zona amparada, los productores son responsables de optimizar las condiciones de las parcelas para el cultivo de viña, seleccionando las variedades, y formas de cultivo apropiadas.

Los marcos de plantación utilizados en las parcelas son los más adecuados para cada terreno, variedad y sistema de conducción de las vides. Mediante las podas y resto de prácticas culturales realizadas sobre el viñedo los productores aseguran un buen estado sanitario de la uva, imprescindible para poder obtener vinos de alta calidad.

El riego del viñedo también es una herramienta importante gestionada por los viticultores ya que realizándose en la cantidad y momento necesario consiguen un correcto equilibrio de la planta a lo largo de su ciclo vegetativo y por tanto una adecuada maduración de la uva.

Actualmente son 9 bodegas navarras las que comercializan sus vinos bajo esta Indicación Geográfica, tanto en el mercado nacional como en el mercado exterior. Durante las dos últimas campañas estas bodegas elaboraron 1.494.700 litros de vinos blancos, tintos y rosados, cuyo destino es tanto el mercado nacional como el mercado de exportación.

Los vinos de la IGP 3 Riberas se caracterizan por ser vinos de olor y sabor equilibrados, de buen cuerpo y con aptitudes para el envejecimiento.

Son vinos con graduación alcohólica alta, superior a los 11 % vol., una buena conservación de la acidez y una maduración polifenólica adecuada, que favorece el desarrollo de altas intensidades de aroma y color en los vinos.

Fuente: Pliego Técnico VT 3 Riberas

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...