LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Conoces los vinos de calidad que se producen en el Bajo Aragón?.

Es una región vitivinícola que abarca municipios de Zaragoza y Teruel, con Indicación Geográfica Protegida y que sin embargo es bastante desconocida. Te invitamos a catar los vinos de esta tradicional zona vitivinícola.

Denominaciones | 2016-03-17 14:02:38


El área de cultivo de la vid en el Bajo Aragón se encuentra en los valles fluviales de los ríos  Aguasvivas, Martín, Regallo, Guadalope y Matarraña, que partiendo de las estribaciones  montañosas del Sistema Ibérico, drenan la zona conocida como Bajo Aragón, y desembocan  en el Ebro.

La mención “Vino de la Tierra del Bajo Aragón” surge el 15 de mayo de 1997 promovida por un  grupo de bodegas de la comarca del Bajo Aragón histórico, que crean la “Asociación  Profesional de Productores del Vino de la Tierra del Bajo Aragón”. Este vino de mesa con  derecho a indicación geográfica es reconocido por la Orden de 25 de marzo de 1999, del  Departamento de Agricultura y Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Aragón (BOA  número 47 del 20 de abril de 1999), y posteriormente por la Orden de 23 de diciembre de 1999 (BOE número 16 del 19 de enero de 2000), de la Dirección General de Agricultura del  Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Las cepas de vid plantadas en el suelo del Bajo Aragón, arcilloso y calcáreo, están sometidas a  un clima mediterráneo y semicontinental, lo cual favorece de forma muy positiva el desarrollo  de las cepas. Este terruño o «terroir» característico del Bajo Aragón es el responsable de las  características que, a lo largo de los siglos, han hecho ganar reputación a sus vinos y, por otra  parte, han permitido el desarrollo y adaptación, por ejemplo, de la variedad autóctona de Muniesa, que es el Derechero.

Los vinos se diferencian por su  "bouquet", aroma, elegancia y la accesibilidad en el precio son algunas de las razones por las que se diferencian de los que se producen en otras zonas.

Durante la producción de estos vinos sólo se utilizan variedades de cepas autorizadas y perfectamente adaptadas al terreno: Cabernet- Sauvignon, Chardonnay, Derechero, Garnacha Blanca, Garnacha Tinta, Macabeo, Mazuela, Merlot, Syrah y Tempranillo.

Los vinos Tintos maduran en cubas de madera de las que sale un producto aromático, de buena crianza, bien estructurado, completo, capaz de mejorar con el tiempo y muy bien valorado por sus consumidores, sumilleres y etnólogos expertos.

Los vinos Rosados ofrecen un color rosa asalmonado con tonos fresa luminosos. En la boca son potentes y voluminosos con sabor a melocotón y frambuesa. Están elaborados en su mayoría con uvas garnacha.

Los vinos Blancos son de aromas intensos, afrutados, frescos y con reflejos brillantes. Dejan sutiles toques florales en la boca y gozan de reconocido prestigio entre sus consumidores. La mayoría de ellos se elaboran a partir de variedades como la Macabeo.

Los vinos de Licor también son productos típicos de estas tierras. Y no resulta difícil encontrarlos en comercios o restaurantes.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...