LLAMANOS 34 91 535 89 90

Consejos para cocinar con vino

El vino se ha utilizado mucho en la cocina, es un ingrediente que se utiliza en la elaboración de múltiples platos. Pero es importante saber combinar los vinos para cada plato. Aquí te damos algunos consejos.

Consejos sobre el Vino | 2014-07-28 17:43:20


El vino para cocinar tiene tres funciones principales en la cocina: caramelizar, marinar y aglutinar los ingredientes. Los expertos en cocina aseguran que los vinos y los alimentos deben guardar una cierta relación entre sí, no solo en la mesa, sino también en la cocina. En ningún caso el vino ha de ser el protagonista de un plato, su función es acompañar.

Los vinos utilizados en la cocina deben ser siempre de buena calidad y estar bien conservados. Una de las normas básicas de la Gastronomía aconseja acompañar cada plato con el mismo vino que se ha utilizado para cocinarlo.

Tradicionalmente, en la cocina actual, el vino suele reemplazar el caldo o el agua como lo es en el caso de los estofados.

Los vinos más utilizados son : vino tinto ,vino blanco, jerez y cognac. El vino tinto, de color muy oscuro, resulta de la uva negra. Viene muy bien en la cocina en los platos de sabor fuerte, calza muy bien con los pescados como el lenguado, el salmón y la caballa, con los huevos escalfados o aportando su especial aroma al pollo, el pato y el ganso, y a las carnes de caza como la liebre y otras de sabores más pronunciados como el venado y el faisán, un generoso toque en los guisos y braseados les da una sensación especial, además de cortar el sabor grasoso. Va muy bien con verduras como los brócolis o frutas como peras, cerezas frambuesas y ciruelas.

El vino blanco se define con términos como pálido, dorado, ambarino, o distintos nombres de tonos amarillos como pálido, verdoso, serrín, pajizo, dorado, topacio y caramelo, entre otros, viene muy bien dentro de la cocina con las sopas o bizques de cangrejos, con pescados como el salmonete, la trucha, el arenque y con los crustáceos y moluscos como el mejillón, la vieira y las gambas, con el paté de pollo, con el jamón y otros embutidos, bañandolas alcachofas, las zanahorias y el coliflor, aromatizando el caldo corto de pescado y el fondeu de queso.

El vino rosado puede realza el sabor de los langostinos, el salmón y el pollo, así como de algunos arroces y pastas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...