LLAMANOS 34 91 535 89 90

Crece el número de turistas que elige a España como destino enoturístico.

Los profesionales del mundo del Vino quieren mostrar a los turistas que España es un país de vino donde se puede practicar enoturismo.

Enoturismo | 2014-07-22 09:08:35


Empezaremos recordando la definición del turismo enológico que sería aquel tipo de turismo dedicado a potenciar y gestionar la riqueza vitivinícola de una determinada zona. Se relaciona con el turismo gastronómico, cultural (arquitectura, arte) y de la salud-belleza (vinoterapia). Los turistas conocen cada zona vitivinícola a través la degustación sus vinos y la visita a bodegas y viñedos.

La Carta europea de enoturismo (Recevin, 2006) recoge que “por enoturismo se entiende el desarrollo de las actividades turísticas y de ocio y tiempo libre dedicadas al descubrimiento y disfrute cultural y enológico de la viña, el vino y su territorio”

¿CUALES SON LOS OBJETIVOS EN MATERIA DE ENOTURISMO EN ESPAÑA?

Primero los objetivos a corto plazo. Estos son para cambiar la imagen de España ya que aún tiene una imagen de país de sol y playa y puede ser mucho más que eso, como por ejemplo un país con una cultura de vino como Francia o Italia y posiblemente más que estos países. En otras palabras, queremos mostrar a los turistas que España es un país de vino donde se puede practicar enoturismo.

Los objetivos a largo plazo son para consolidar la posición de España en el turismo mundial gracias a un turismo cultural y del vino que atrae cada vez más turistas. También queremos que los turistas no solo se den cuenta del hecho que España es un país del rico e importante en la cultura del vino, sino que también lo elija como destino enoturistico. Además, queremos dinamizar la economía gracias a la variable comunicación. En efecto, la actividad turística habría que plantearla como un sistema articu­lado de actividades con capacidad para dinamizar la economía y el empleo, basado en la sos­tenibilidad medioambiental y en la identidad cultural de la comarca, elementos identitarios de la Ruta del Vino de la denominación de origen Jerez, Xerez-Sherry.

¿CUAL ES LA METODOLOGÍA A APLICAR?

La evolución del turismo está dando lugar a viajes más cortos pero con una frecuencia mayor, lo que conlleva a la creación de nuevos productos y destinos turísticos para satisfacer las nuevas necesidades de  un consumidor cada vez más exigente. Podemos decir que el enoturismo ha ido desenvolviéndose de tal manera que se ha convertido en el motivo principal para visitar un lugar y no siendo un disfrute secundario.  Gracias a esto se potencian nuevas rutas turísticas y se refresca la economía de esos territorios visitados.

España es el primer país del mundo, cuya superficie vitivinícola está distribuida prácticamente por todas las regiones españolas, con más de 1.150.000 hectáreas de viñedo, 472.000 explota­ciones, y una producción en torno a los 45 millones de hectolitros al año. El vino es uno de los pocos productos cuya imagen se basa en su origen geográfico e histórico.

Para la evolución del turismo del vino y un desarrollo eficaz debemos diferenciar las funciones del sector público y sector privado. El sector público debe encargarse de la creación de servicios culturales e infraestructuras; una mejora de la accesibilidad y de las prestaciones sanitarias; formación al personal y creación de nuevas empresas turísticas; y por último, creación de puntos de fácil acceso para la información de diferentes rutas, fiestas y todo lo relacionado con el enoturismo, ya sea a través de páginas web, ofertas en Internet, artículos en prensa… El sector privado enmarca todas las empresas de alojamiento, restauración, comercios, empresas auxiliares, artesanales y cooperativas agrarias.

El enoturismo no solo engloba al turismo de bodegas sino que a su vez está conectado a una amplia oferta de actividades complementarias como el golf, los caballos, y por supuesto la gastronomía. Actualmente, poniendo como referencia la provincia de Cádiz, está mucho más explotado otros sectores turísticos que el turismo enológico, lo que provoca una serie de problemas que afecta al sector.

- La poca productividad y flexibilidad da lugar a que el desarrollo del turismo enológico sea más reducido.
- Es un sector poco competitivo debido a los bajos ingresos comparados con otras zonas turísticas y sectores.
- Desacuerdo entre las iniciativas públicas y privadas.
- Escaso nivel de formación.
- Empresas poco adaptadas a las nuevas tecnológicas.

Podemos afirmar que solo en Jerez de la Frontera vienen más de 500 mil visitantes por año, lo que haría una facturación de unos 6 millones de euros.  El problema de esto es que no existe control estadísticos de visitantes en las bodegas, exceptuando aquellas que están enfocadas al turismo, como pueden ser Gonzalez Byass con más de 200.000 o Domecq con más de 50.000 visitantes.

Ya no solo a nivel nacional sino también a nivel internacional podemos encontrar rutas europeas del vino, para ello debe cumplir unos requisitos básicos y otros adicionales para poder llegar a serlo.

Para que sea reconocida como ruta europea del vino debe tener unas empresas de restauración, establecimiento de alojamiento y un mínimo de servicios enoturísticos o vitivínicolas relacionados con el mundo del vino, ya sea catas, enoteca,…etc

Los fines más importantes son facilitar un desarrollo enoturístico sostenible y asegurar que el producto y el servicio responda a las necesidades de los turistas.

El enoturismo europeo se rige bajo los principios del turismo sostenible, para ellos nos basamos en los principios de turismo sostenible de la OMT.

- Los recursos naturales y otros se conservaran para su uso en el futuro aportando también beneficios a la sociedad actual.
- El desarrollo turístico se gestionara de forma que no cause problemas ambientales o socioculturales.
- Intentar la mejora de la calidad ambiental.
- Mantener alto el nivel de los visitantes.
- Repartir los beneficios obtenidos a través del turismo por toda la sociedad.

Desde el punto de vista de la comunicación queremos mejorar la imagen que se vende del territorio nacional. Anteriormente el turismo mayoritario del país era cultural y de sol y playa mientras que en la actualidad el enoturismo se va abriendo paso para ser un turismo primario y no complementario.

Dentro de la comunicación queremos ahondar en el aspecto de la publicidad, para que de esta manera los turistas extranjeros relaciones directamente el turismo del vino con España, como anteriormente hacían con el de sol y playa.

El Ministerio de Industria, Turismo y comercio crea una nueva campaña de publicad basada en las anteriores de ``Visit Spain´´ enfocada a los diferentes territorios vitivinícolas del país con una propuesta denominada “España, país de Vino” que haga como principal motivo de desplazamiento el vino y no en un plano secundario.

Dicha campaña consta de diferentes territorios específicos y relacionados con el vino donde se resalta los aspectos más característicos de cada comunidad para que de ese modo los turistas extranjeros organicen su vista de forma concreta sabiendo las zonas en la que se encuentra del país y los diferentes vinos que se oferta en dicha zona. Por ejemplo en el caso de Andalucía, seleccionaríamos una imagen significativa donde resalte la imagen de la región  (como sería una guitarra junto a una flamenca y una imagen de la localidad) y acompañado de la ruta a realizar con las diferentes bodegas a visitar.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...