LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cuál es la historia del Champange?

El Champagne es la denominación de un vino espumante de la región del champaña francesa, pero que, en general y en todos los idiomas hace referencia a un vino espumoso.

Cultura del Vino | 2014-10-02 12:29:30


En el mundo se producen innumerables vinos espumosos. Los espumantes son vinos especiales, cuya característica más visible es la espuma que se produce cuando son destapadas las botellas.

Si esta espuma que produce la secuencia de burbujas proviene de dióxido de carbono (CO2) agregado artificialmente, el vino espumante es artificial.

Si en cambio este gas carbónico (CO2) ha sido producido por fermentación en el propio vino espumante, es natural.

Apenas contiene azúcar, el justo para equilibrar su leve acidez. Su aroma es extraordinariamente poderoso y, sin embargo, el perfume que desprende de la copa es tan delicado y fresco, como el sabor del líquido.

Además contiene la perfecta presión de burbujas que ascienden en delgados hilillos desde el fondo de la copa. El efecto de conjunto es absolutamente redondo, pese a que el vino es en extremo seco y jamás empalaga. Ningún otro vino posee estas cualidades reunidas, ni cualquiera de ellas el mismo grado de perfección.

Historia del Champange

Las cepas de la champaña francesa figuran entre las más antiguas de Europa. Durante la Edad Media se elaboraron vinos que eran similares a los borgoñas, pero no llegaron a destacarse como los de aquella región. En esa latitud tan septentrional, la cosecha era tardía y la uva no tan rica en azúcar. Se dejaba fermentar lentamente y en los últimos estadíos del proceso, sobrevenía el invierno, cuyos rigores interrumpían la fermentación.

La característica de la champaña estriba en que con el advenimiento de la primavera y el gradual ascenso de las temperaturas, el mosto-vino empezaba a fermentar de nuevo. Es lo que se llama la fermentación secundaria que confería su carácter espumoso al vino.

El abate benedictino Domingo Pérignon en 1668 era el maestro de bodega de la abadía de Hautvilliers y fue quien inventó la práctica del embotellado al descubrir que el vino tendía a fermentar y formar burbujas en la primavera siguiente a la cosecha. Burbujas que ascendían y danzaban interminablemente en la copa. No era una explosión de gas instantánea; las burbujas aparecían desde el fondo des- plazándose como pequeñísimas perlas hacia la superficie donde se dispersaban formando una corona.

¿Qué había sucedido?, el gas carbónico, al carecer de espacio para volatilizarse, se había disuelto en el vino. Al destapar la botella y ganar ese espacio, este gas retenido, lo hace lentamente y en forma de burbujas.

El abate Dom Pérignon era ciego; pero esto no le impidió apreciar la cantidad de burbujas y su persistencia ya que al beber por primera vez su producto artesanal manifestó entusiasmad

“ ¡estoy bebiendo estrellas!...”

Fue además el primero en utilizar corchos en lugar de tapones de telas empapa- das en aceite y se le atribuye también el inventar la botella de champaña de vidrio grueso capaz de soportar la presión interior.

El champagne es entonces, un vino espumante natural. Como se dijo, el origen de las micelas de gas carbónico que forman la espuma, se deben a una segunda fermentación sobre un vino base elaborado con la mejor tecnología.

Si esta refermentación se realiza en la botella que llegará al consumidor, estamos ante el método clásico, tradicional, llamado “Champenois”.

También se puede realizar el proceso refermentativo en grandes recipientes por los sistemas Charmato Chaussepied.

El primero, el método “Champenois”, es artesanal, requiere de la mano del hombre experto y la calidad del espumante es excepcional. Con este método tradicional en botella se elaboran los champagnes de calidad; con los otros métodos en grandes recipientes se elaboran los champagnes comerciales que compiten con los primeros sólo en el precio pero no en las bondades cualitativas que los caracterizan.

Así lo certifican los grandes champagnes franceses, ya que pueden ostentar este nombre sólo los elaborados por el método clásico en botella, y en la región de ori- gen del llamado con razón “el rey de los vinos”: el champagne.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...