LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cuáles son las variedades de uva tinta más representativas en España?

La principal variedad tinta española, que en la última década acaba de recibir un gran reconocimiento por su calidad, y ya está incluida entre las diez mejores del mundo, es la tempranillo.

Cultura del Vino | 2014-10-03 10:30:26


Esta uva, autóctona de la Rioja, es responsable de unos vinos de gran color, cuerpo medio, buenos taninos y acidez moderada, por lo que son vinos más finos que potentes, pero envejecen bien en la botella.

Por su calidad ha extendido su cultivo a numerosas regiones españolas donde recibe distintos nombres: cencibel, en La Mancha y Valdepeñas; tinto fino o tinta del país, en Ribera del Duero; ull de llebre (ojo de liebre), en Cataluña; tempranillo en Navarra; tinta de Madrid, en la provincia de Madrid; y tinta de Toro, en esta región vinícola de Zamora. Son por lo tanto distintos clones de una misma variedad.

El nombre de la uva indica su maduración temprana en la cepa, por lo que según el clima de cada región los vinos son distintos, aunque tengan rasgos comunes. Por ejemplo, los riojas son más frescos y finos que los Riberas del Duero, y éstos más intensos y profundos, mientras que los vinos de Toro poseen mucho color, y al ser una región muy calurosa, un mayor grado alcohólico.

Otras variedades tintas de importancia en España

Junto a la tempranillo, cabe destacar como las mejores uvas tintas españolas a la garnacha, mencía, y monastrell. La garnacha se cultiva en regiones cálidas, da vinos de elevada graduación, abundante color y baja acidez, y predomina en el valle del Ebro (Aragón), así como es responsable de los grandes vinos de Priorato (Tarragona).

La mencía es la principal uva tinta del Bierzo leonés, y se caracteriza por dar vino de buen color, y afrutamiento, de equilibrada graduación con buena acidez, por ser una región fresca. Mientras que la monastrell se cultiva en el Levante español, en regiones cálidas, y sus vinos son de intenso color, elevada graduación, moderada acidez, y marcados taninos. Un estilo muy mediterráneo, que alcanza su plenitud en los viñedos de Jumilla y Yecla.

Otras interesantes variedades autóctonas españolas son la mazuelo y la graciano, que suelen complementar al tempranillo en numerosos riojas. Cuando se elaboran como monovarietales, poseen una personalidad distintiva, motivo por el que numerosas bodegas riojanas apuestan por ellas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...