LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Cuáles son los aspectos fundamentales en la etiqueta de los vinos?

El vestido de la botella: la etiqueta. Saber leer e interpretar esta información es de gran utilidad para el con­sumidor

Consejos sobre el Vino | 2014-08-01 13:08:21


En la etiqueta aparecerán una serie de datos que informan al consumidor, además de la iden­tidad del vino (nombre comer­cial), de su productor y/o embotellador, del contenido de la botella, año de cosecha, del contenido alcohólico y su pro­cedencia, o su denominación de origen si el producto fuera calificado como tal. Sobre estos aspectos cabe significar lo si­guiente:

Nombre comercial.

Es el nombre con el que se identifica el vino.

Embotellador.

Es el responsable del producto en sí. Puede especificarse que ha sido producido y embotellado en la propiedad o sólo citar al embotellador.

Contenido de la botella.

Es de obligado cumplimiento hacer constar en la etiqueta la canti­dad de producto que contiene el envase. La mayoría de los vinos de calidad se ofrecen en envases de 0,75 l., aunque pue­den encontrarse distintas capa­cidades: medias botellas, mág­num, etc.

Año de cosecha

Sin ser una mención obligatoria se debe tener en cuenta que el vino tiene un ciclo vital: su periodo de desarrollo, su edad de oro y su inevitable decadencia. Cada tipo de vino recorre este ciclo a un ritmo que le es propio. Es conveniente relacionar el año de la cosecha con el tipo de vino y con la fecha de consumo.

Contenido alcohólico.

Suele oscilar entre 10,5 y 13,5 % salvo para los vinos de licor que obligatoriamente debe estar comprendida entre los 15% y 22% vol.

Lote de fabricación.

Mención obligatoria que indica la canti­dad de producto que se ha elaborado y envasado en circuns­tancias prácticamente idénticas. La mención permite la trazabilidad del vino si se detectara algún riesgo para la salud.

Zona geográfica de procedencia y/o denominación de origen.

La procedencia determina el origen del vino. Si la producción está controlada, debe aparecer la denominación de origen y Consejo Regulador. Esto implica que ha sido sometido a unos contro­les estrictos, no sólo en su elaboración sino también en su crianza regulada por el Reglamento que le compete.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...