LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿De cuantas maneras se puede realizar una cata de vinos?

La cata de vinos es primordial para aprender a apreciar un vino y disfrutar, pero puede realizarse de diferentes formas, de vinos de una misma bodega, de vinos de diferentes lugares o incluso probar la destreza de los catadores y la calidad de los vinos con catas a ciegas.

Cata de Vino | 2014-10-07 10:09:17


Para catar y apreciar un vino no hay que ser necesariamente un profesional, pero sí que es necesario seguir una técnica y ritual de cata de vino para aprender a distinguir todos los matices. Las catas de vino nos descubren las diferencias entre las añadas de una misma bodega, entre vinos de diferentes bodegas o denominaciones de origen o por ejemplo se puede dar lugar a diferentes pruebas a modo de juego para probar nuestra destreza como catadores, como en las catas a ciegas.

La cata puede ser de los siguientes tipos:

Cata vertical

Se catan distintas añadas del mismo vino. Se pretende observar la evolución del vino en el tiempo, identificar cuáles son las mejores añadas o analizar cambios en los métodos de vinificación de las bodegas a lo largo del tiempo. En estos casos el orden de la cata recomendado, aunque muy subjetivo, sería empezar por la añada más antigua.

Cata de vinos horizontal

Se catan vinos que tienen una característica en común tal como la misma añada, la misma zona o la misma variedad de uva. Por ejemplo se podría realizar una cata horizontal de vinos de uva Merlot de diversas zonas y de la misma añada. En este tipo de cata se pueden comparar diferencias en los métodos de vinificación por bodegas o, por ejemplo, el impacto de distintos suelos y zonas en una misma variedad de uva.

Cata ciega

Es aquélla en la que los participantes conocen de antemano los vinos o bien alguna temática definida como el tipo de uva o la añada; sin embargo las botellas se encuentran tapadas. Se asigna un número a cada botella para identificarlos luego.

Cata doble-ciega

Es este caso los catadores no saben absolutamente nada de los vinos: zona, añada ni tipo de uva. Se trata de distribuir los vinos en grupos homogéneos por esas características. También podría hacerse con una temática definida e intentar identificar el resto de características.

Cata doble

Se trata de un modelo mixto entre cata vista y cata ciega. Los vinos se catan, se comentan y se expresan opiniones y preferencias viéndolos primero. Posteriormente se cubren las botellas y se vuelven a catar intentando reconocer los vinos y valorándolos de nuevo. Es éste un formato muy educativo tanto para principiantes como para expertos pues se puede ir desde diferencias muy grandes a otras más sutiles.

Las catas ciegas garantizan que los catadores no van a estar influenciados por ideas preconcebidas y permiten percibir mejor las sensaciones sin dejarse influir por la etiqueta.

Por supuesto cada tipo de cata requiere una selección distinta de los vinos a catar que el organizador deberá preparar. Dependiendo del caso también es posible que sean los propios participantes los que aporten las botellas a la cata y para ello deberán estar informados a priori del tipo de cata y de la temática, si es que la hubiera.

Hay que tener en cuenta que cada botella rinde aproximadamente para diez catadores. Dependiendo del número de participantes habrá que preparar al menos una botella de cada tipo de vino por cada 10 personas.

El número de vinos a catar depende de la capacidad de los catadores, de su disposición y del nivel del análisis que quieran aplicar. Entre 8 y 12 vinos es una cantidad adecuada. Más de 12 vinos crea fatiga en los participantes y los últimos vinos no reciben la misma atención que los primeros. También alarga el tiempo de cata pues cada vino requiere unos cuantos minutos de atención, tanto en la cata como en los comentarios posteriores.

Al seleccionar los vinos a catar hay que limpiar con un trapo cada botella por fuera y observar, sin moverla en exceso, si presenta algún posible problema:

Si tiene sedimentos en el fondo o lateralmente que significan una larga vida del vino en botella y pueden requerir su decantación antes de la cata.

Si hay separación suficiente entre el corcho y el vino en posición vertical. La cámara de aire deber ser de 5 a 10 mm. Una cámara menor es un riesgo de excesivo empuje del vino sobre el tapón en épocas de calor mientras que una cámara mayor de 10 mm. Es riesgo de oxidación del vino a largo tiempo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...