LLAMANOS 34 91 535 89 90

Debate para el futuro de la viticultura en Navarra.

La segunda sesión de las Jornadas Vitivinícolas D.O. Navarra 2017 giraba en torno a una mesa redonda sobre la viticultura en 2025.

Cultura del Vino | 2017-02-13 12:19:35


La sesión ha contado con la participación del ingeniero agrónomo, Julián Palacios, el director de campo, Miguel Tubío y el profesor universitario, José Ramón Lissarrague.

Las Jornadas Vitivinícolas D.O. Navarra se centraban en su última sesión celebrada en la Universidad Pública de Navarra (Pamplona) en las tendencias de la viticultura. Medio centenar de personas asistieron a la mesa redonda muy participativa que era coordinada por el profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, José Ramón Lisarrague y en la que participaban el ingeniero agrónomo y “cuidador de viñas”, Julián Palacios, y el director de campo, Miguel Tubío. Palacios oteó el horizonte de la viticultura de clima mediterráneo, los modelos de producción, el material vegetal, el diseño y la plantación de la vid, las labores como la poda, la longevidad del viñedo y sus enfermedades. “ Hay que buscar una viticultura de largo plazo para prolongar la longevidad de nuestros viñedos que están amenazados por enfermedades, es necesario reaprender a podar para prevenirlas para alargar la vida de nuestras plantaciones”, afirmaba Palacios. Una mayor variabilidad climática, la búsqueda de la altitud y variedades de uva bien adaptadas, así como una viticultura más ecológica y más planificada son algunas de las tendencias que señalaba el ingeniero agrónomo.

Miguel Tubío apuntaba: “Lo ecológico seguirá en aumento aunque será difícil en aquellas regiones que cuentan con una mayor presión de enfermedades por lo que habrá plantaciones resistentes con nuevas variedades de uva”. Tubío defendió la aplicación de las nuevas tecnologías en el campo: “ la sensorización y la viticultura de precisión puede ser el gran avance con el que se conviva en la viticultura. Ya se está hablando del big data también en este sector”.

José Ramón Lissarrague cerró la sesión compartiendo la visión de Tubío sobre la necesidad de tomar datos para medir y mejorar el viñedo. Según el profesor, llega una viticultura diversa, variada con capacidad para todo y la viabilidad económica es lo que marcará la decisión”. Lissarrague sentenciaba: “ la viticultura es algo más que las variedades de uva”.

Las Jornadas continúan el 22 de febrero con el enólogo Ángel Anocibar que ofrecerá una ponencia con cata de vinos sobre la adaptación de la gestión de la viticultura y enología al cambio climático”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...