LLAMANOS 34 91 535 89 90

Definiendo el terroir de los vinos.

El concepto de 'terroir' o terruño siempre ha estado relacionado con la personalidad y calidad de los vinos.

Cultura del Vino | 2015-12-09 13:07:08


La magia de que uvas de la misma casta cultivadas, vinificadas y envejecidas con las mismas técnicas en zonas geográficas diferentes produzcan vinos distintos entre sí sólo se puede deber a la influencia del terruño. Por todo ello no es sencillo el concepto de terroir.

“Terroir” hoy se define como un sistema activo de interacciones más o menos complejas (según las situaciones y condiciones concretas del entorno) entre el suelo, el clima, el material vegetal empleado y el manejo de estos tres factores, que hace el hombre, para conferir a las uvas y el vino que de ellas procede en unos productos agrarios unos vinos particulares, diferentes de los que se pueden obtener en otro lugar.

Este concepto, muy importante hoy para diferenciar y valorizar las producciones vitícolas, debe basarse, tras la realización de los ensayos previos de adaptación de los nuevos cultivares o el reconocimiento de los ancestrales o autóctonos, en una evaluación de los factores naturales y antropizados que influyen sobre la producción y calidad de la uva así como de la elaboración del vino. Es un concepto muy amplio y complejo, pertenece a nuestra cultura y a nuestras tradiciones pues la influencia del factor humano; la del viticultor, es decisiva.

Los variados tipos de suelos ejercen una influencia decisiva en las cualidades del vino: no es igual un suelo pedregoso que uno arcilloso, calizo, de aluvión, pizarroso, arenoso, de grava, arcilloso-calcáreo, silíceo, limoso, marnoso... En cada uno de ellos la vid se comporta de manera diversa. También la variedad elegida se comporta de una manera distinta dependiendo del tipo de suelo.

Todo ello se buscó históricamente y en la actualidad zonificando y valorando la aptitud de las distintas plantaciones vitícolas. Actualmente la zonificación que permite evaluar la calidad de una uva y su adecuación para la elaboración de un tipo de vino diferencial o valioso, que debe estar previamente determinado, se basa, tras recoger datos históricos y del origen geológico así como series históricas climáticas.

El viticultor tiene en su mano decisiones importantes para configurar y cambiar el carácter del terruño: la elección de parcela, de clones y de portainjertos, de la casta, el tipo de poda o el sistema de conducción, el marco de plantación, los rendimientos, la masa foliar, el trabajo en la planta y las labores que se realizan en el suelo, la protección fitosanitaria o la vinificación. El 'terroir' es el diálogo de la planta, la tierra y la naturaleza con el hombre.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...