LLAMANOS 34 91 535 89 90

Diferencias entre variación y evolución en la fase visual de cata de vinos.

Variación es por tanto que en el color del vino se puedan apreciar varios tonos y evolución es la aparición de tonos que reflejen el paso del tiempo, tonos dorados para los vinos blancos y anaranjados, pardo e incluso café para los tintos. Autor: Germán Robles Blanco

Cata de Vino | 2014-09-23 10:45:47


En la fase visual de la cata de vinos, no ha de obsesionarnos tanto la definición como la interpretación del color. Los vinos blancos podrán ser amarillos y dorados con su correspondiente tono y los vinos tintos serán rojos con su correspondiente tono. Ante la dificultad de distinguir entre un rojo picota y un rojo guinda, distinguiremos los conceptos de variación y evolución.

Por ejemplo, un vino que en la capa gruesa o corazón tiene color rojo picota, y en la fina, menisco o ribetes, es violáceo, hablaremos de un vino que ha sufrido variación no evolución.

VARIACIÓN es que en el color del vino se pueden apreciar varios tonos, y EVOLUCIÓN es la aparición de tonos que reflejen el paso del tiempo, tonos dorados para los vinos blancos y tonos anaranjados o teja, pardos e incluso café para los tintos. En todos los colores de los vinos se pueden apreciar en la fase visual de la cata las siguientes combinaciones:

+ Sin variación ni evolución:

En el caso de los vinos blancos se trataría de un amarillo pajizo (por ejemplo) desde la capa fina hasta la gruesa y sin notas doradas. En tintos sería por ejemplo, un color rojo picota sin notas pardas o violáceas.

+ Variación sin evolución:

Hay muchos tintos jóvenes que tienen colores muy vivos en el corazón, como podría ser un rojo picota, pero en él menisco o ribetes aparecen tonos violáceos. Se trata por tanto de varias notas de diferentes colores pero a pesar de la variación no hay evolución, es decir no hay notas parduzcas o teja que apunten al paso del tiempo.

+ Variación con evolución:

Sería el caso de un vino en el que haya un rojo picota en el centro con ribetes teja. Hay por tanto varios tonos y además se aprecia el paso del tiempo.

+ Evolución sin variación:

Los vinos en este estado podrían estar como mucho en el momento final de su vida, si se trata de blancos o tintos aunque aún podrían tener vida por delante si se trata de un vino generoso, como un oloroso. Serán vinos caoba sin colores rojizo, muy pardos en el caso de tintos, y carencia de notas amarillentas y solo presencia de notas muy doradas, oro viejo en el caso de blancos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...